Los celulares inteligentes son pequeñas computadoras. Y como tal ?además de ser usadas para Internet o para hablar- también sirven para cargar aplicaciones gratuitas que le facilitan a los pacientes controlar mejorar patologías comunes como la hypertension o la diabetes.

Ya todos saben que el celular inteligente sirve para comunicarse, para navegar por la red, para usar mapas y –sobre todo- para entretenerse, sea en Facebook, Twitter o algún juego. Pero esta pequeña computadora de bolsillo ofrece también otras posibilidades. Y una de las últimas tendencias es usarlas como una útil herramienta saludable. 

SALUD DIGITAL

"En el mundo se conoce a este rubro como e-health y es un nicho que comprende diferentes programa y ayudas para estar más saludable", explica la cardióloga argentina Florencia Rolandi, experta en estas temáticas. 

Según esta profesional, "la salud digital o electrónica abarca una serie amplia de opciones. Pero, en mi opinión, una de las promesas más importantes de este segmento está en la manera y la facilidad con que le permite a médicos y pacientes estar conectados e intercambiar información".  

Un buen ejemplo de las posibilidades qué abre el uso de estas apps son dos ejemplos  que sugiere Rolandi: "actualmente, las estadísticas epidemiológicas marcan que apenas  uno de cada 4 pacientes con diagnóstico de hipertensión logar tener su tensión arterial bien controlada. Y entre los diabéticos, apenas el 50% alcanza a tener sus índices de hemoglobina glicosilada dentro de los números recomendados". Y eso que se trata de pacientes diagnosticados, medicados y que se tratan con un especialista. 

¿Cómo es posible mejorar estos índices en estas -y otras- patologías? La doctora Rolandi cree que –justamente- la difusión del uso de estas apps instaladas en celulares inteligentes, es una sólida posibilidad que facilitará cuidar mejor la salud personal. 

"Me parece que estas alternativas pueden contribuir a que pacientes y médicos cierren esa brecha que los separa usando apps que ayudan a controlar la salud", afirma la experta. 

¿Cómo? Es que hay muchas patologías, algunas crónicas y muy comunes -por ejemplo hipertensión y diabetes- que pueden ser manejadas en el día a día por los mismos pacientes para mantener una (buena) salud. 

También te puede interesar este artículo: Los regalos de Samsung para Navidad

Pero para eso deben conocer la enfermedad a fondo. Y estas apps son una gran opción para acercarle información cierta al paciente y a su cuidador. Para que estos la lean y repasen en el momento en que están más abiertos a recibirla. 

Otra de las posibilidades que también ayudan a mantener a raya la evolución de una enfermedad es el llevar un diario de la misma. Por ejemplo, con los valores de la hipertensión o de la diabetes. Eso no solo sirve como información sino que es un gran motivador para cuidarse mejor día tras día. 

UN EJEMPLO

Rolandi cuenta que ella junto a un equipo de especialistas ya prepararon una app de este tipo: "está en el Play Store de Android, se llama "Mi Presión" y la pensamos junto con los propios pacientes". ¿Para qué sirve? Para que cada persona se tome su presión y la anote en forma cotidiana. Y la app luego le permite ver gráficos, ponerse recordatorios, y –cuando lo desee- compartir esos datos con su médico". 

No es la única app saludable disponible. "Ya estamos trabajando en el desarrollo de otras opciones de e-health que le permitirán a los pacientes controlar mejor su situación. Y tener una mejor calidad de vida".

 

A:I