Es verde, de aspecto gelatinoso y con una larguísima lengua rosada. Cualquier niño que lo viera establecería un paralelismo directo con Flubber, la pegajosa creación de Disney que compartió celuloide con Robin Williams. Sin embargo, lejos de ser un ente creado por la industria del cine, esta extraña criatura es real y ha sido descubierta por Wei Cheng Jian, un joven chino que se encontró con ella mientras pescaba en el puerto de Penghu utilizando calamares como cebo.

Aunque de momento no se ha determinado qué tipo de animal es –hay quien entrevee en él un tipo de ser extraterrestre o una criatura mitológica, lo que ha motivado el pánico en determinadas personas–, algunos apuntan a que podría tratarse de un gusano de cinta o Nemertea. Estos seres se suelen encontrar en el mar a gran profundidad en regiones tropicales y subtropicales.

La lengua rosa que puede verse en la foto –publicada en el perfil de Facebook de Wei Cheng– es el tubo de alimentación del gusano. Cuando estos nemertinos verdosos salen 'de caza', expulsan esta parte de su cuerpo para cubrir a su presa con un moco espeso y venenoso que paraliza a la víctima. Es el órgano más característico de estos gusanos carnívoros.

Hay dos tipos diferenciados de Nemerteas: los que utilizan su 'trompa' para enrollarla alrededor de sus presas; y los que utilizan una especie de 'arpón' venenoso que tienen en la punta de la lengua para envenenar y paralizar a sus futuras fuentes de alimentación.

También te puede interesar este artículo: ¿Cómo era ser un niño ario perfecto? El modelo de Hitler rompe su silencio

Aunque la longitud media de estos seres vivos –que también pueden encontrarse en colores anaranjados o rojizos– es de 20 centímetros, han llegado a registrarse algunos ejemplares de hasta 54 metros.

A: P