Sin hacer mucho ruido, Samsung ha presentado nuevas tecnologías de pantalla en un evento que ha tenido lugar esta semana en Hong Kong. Más bien podríamos definirlas como variantes de su paneles OLED, que juegan a ser espejos o superficies con transparencia.

En forma de prototipo, y como podéis apreciar en las imágenes, las pantallas llevan al siguiente nivel otras demostraciones que habíamos visto en ferias pasadas - en portátiles y teléfonos -. Se aprecian paneles de mayor calidad, además de contar con un tamaño más grande. En ambos casos tenemos pantallas de 55 pulgadas.

Intel RealSense pone las cámaras

Para la demostración del panel “espejo” han montado una experiencia virtual en la que tiene mucho que ver Intel, que es la que suple parte de la tecnología. Se utiliza el sistema de cámaras RealSense - captan profundidad, como Kinect - para relacionar en la imagen al usuario con prendas y joyas que quiera probarse.

El otro panel es transparente, y de nuevo utiliza la tecnología RealSense de Intel para la interacción e integración de los elementos a mostrar. El principal avance con respecto a prototipos anteriores - desarrollados sobre LCD - está en la definición, colorido y tiempo de respuesta.

También te puede interesar este artículo: Mr. Robot, la serie antisistema con hackers de verdad más prometedora en años

Se nos ocurren infinitas aplicaciones prácticas de estas tecnológicas, pero la propia Samsung le ve una salida muy comercial al asunto, instalándolas en tiendas, donde poder interactuar con los productos de una forma bastante realista.

 


A: N