Siamesas de tres meses de edad que estaban unidas por la cadera, la parte más baja de la espina dorsal y el final del intestino grueso fueron separadas exitosamente en China con ayuda de la tecnología de impresoras en tres dimensiones (3D) que permitieron crear modelos que ayudaron a los médicos a practicar la operación.

Las niñas, originarias de Ganzhou, fueron operadas con éxito por un equipo de 10 médicos del Hospital Infantil de la Universidad de Fudan, explicó el portal de noticias Dongfangwang que depende del Gobierno de Shanghai.

En los últimos años este centro médico había separado ya a seis gemelos siameses, pero este caso era especialmente complicado por la unión de las niñas por la cadera, precisó la agencia EFE. En conjunto, las hermanas pesaban 9,5 kilos y estaban unidas por tejido blando a la altura de la cadera.

Para preparar la intervención, el centro contrató una empresa de impresión en 3D, con la que construyeron modelos de las distintas partes del cuerpo que compartían ambas niñas, de manera que los médicos pudieron planificar con ellas una operación virtual previa a la cirugía real, que les tuvo cinco horas en el quirófano.

La operación comprendió la separación de los cuerpos, la reparación del sistema nervioso y la reconstrucción del ano. El cirujano jefe y experto en cirugía pediátrica Zheng Shan, que encabezó el procedimiento, explicó que la capacidad reproductiva de las nenas no se verá afectada ya que ambas vaginas están completas y las zonas perineales fueron reconstruidas.

También te puede interesar este artículo: El Levante UD se une a la Generalitat Valenciana y Ecoembes

"Con un modelo en 3D pudimos comprender mejor la estructura anatómica de las partes que compartían las siamesas, y eso nos ayudó a decidir un punto de inicio de la operación más preciso", agregó el médico.

Las gemelas nacieron el 17 de marzo último. Hasta ese momento se desconocía su condición de siamesas. Por las ecografías, se creía que sólo se trataba de gemelas. Enseguida fueron derivadas al Hospital Infantil de la Universidad de Fudan, que ya tenía experiencia en la separación de siameses.

A: p