El futuro de los cargadores inalámbricos está acá… cámara fue cargada a través de wi-fi

Investigadores de los EE.UU. ajustaron un router normal de Wi-Fi, y lo habilitaron para que fuera capaz de proveerle carga continuamente a una cámara de vigilancia sin batería. Pero mejor aún, esta función  no interfirió con las velocidades de transferencia de los datos del router.
El avance podría ayudar a los investigadores a superar uno de los principales retos a la hora de la elaboración de nuevas tecnologías;  incluyendo el Internet de las cosas, el cual tiene como objetivo poner un chip en el interior de todos los electrodomésticos y conectarlos todos en línea: ¿Cómo hacemos para que todos los dispositivos de nuestros hogares se mantengan encendidos sin un montón de cables?

Los científicos han sabido por mucho tiempo que las ondas electromagnéticas emitidas por los routers Wi-Fi, podrían ser aprovechadas para el uso de energía eléctrica, así como el envío de información. Pero el desafío fue encontrar una manera de hacer esto de forma fiable y continua. Para lo cual, un equipo de la Universidad de Washington en los EE.UU. simplemente cambió la forma en que un router funciona. Y le han llamado; “energía eléctrica a través de Wi-Fi (Powere Wi-Fi), y le han bautizado como POWI-Fi.

"La capacidad de suministrar energía de forma inalámbrica a una amplia gama de dispositivos autónomos y sensores es muy significativa", dijeron en la revista Technology Review del MIT. “El POWI-Fi podría ser la tecnología que permita finalmente traer internet a todas las cosas de la casa."

En el pasado, los científicos nunca fueron capaces de aprovechar suficientemente las señales Wi-Fi para brindarle energía a cualquier cosa de mucha utilidad. Pero el gran descubrimiento del equipo, se produjo cuando ajustaron una simple antena a un sensor de temperatura, con el fin de ver la cantidad de poder que podrían obtener de un router cercano.

Encontraron que durante el experimento, los voltajes resultantes producidos por las señales Wi-Fi, nunca fueron lo suficientemente altos como para cruzar el umbral de funcionamiento, que es de alrededor de 300 milivoltios. Sin embargo, muchas veces estuvieron bastante cerca de este umbral. 

También te puede interesar este artículo: Así es la prenda que se mueve con una mirada

Se dieron cuenta que el problema estaba en que los routers Wi-Fi no envían continuamente ondas electromagnéticas; sucede que las envían a través de un solo canal por medio de ráfagas. Sin embargo, lograron acomodar un router, para que emitiera señal, a través de diferentes canales Wi-Fi; incluso cuando no estaba transmitiendo información; por lo tanto, fueron capaces de bombear señales suficientes, con el propósito de brindar energía eléctrica a diferentes dispositivos.

Para fortuna de ellos, lograron proporcionarle poder a una cámara que se encontraba a 5 metros. Y aunque la tecnología en este sentido, podría ser muy artesanal o primitiva; sin duda alguna es un gran paso hacia el avance de la carga inalámbrica.

 

A:I