Los padres de la tecnología NFC que permite pagar a través del móvil, un nuevo tipo de plástico reciclable y los nanotubos de carbono han sido galardonados, entre otros, con el Premio Inventor Europeo que otorga cada año la Oficina Europea de Patentes (EPO). Han sido escogidos entre los 15 finalistas seleccionados a partir de más de 300 inventores y equipos de investigación.

"Estos inventores han contribuido enormemente al avance de la tecnología. Han mejorado nuestras vidas, nuestra economía, generado puestos de trabajo e incluso salvado vidas", ha asegurado el Presidente de la EPO, Benoît Baitistelli, durante la ceremonia.

Pagar con el móvil

Hace un par de años nadie había oído las palabras Near Field Communication (NFC). Hoy es una tecnología que comienza a implementarse en los smartphones, destinada a facilitar los pagos. Consiste en transferir datos de forma segura e inalámbrica entre dos dispositivos móviles: carteras electrónicas y control de domótica son otras de sus posibilidades. Este camino comenzó en la compañía holandesa NXP Communication, una spinoff de Philips, fundada por el austríaco Franz Amtmann y el francés Philippe Maugars, que hoy han recibido el Premio Inventor Europeo en la categoría de Industria.

Un laboratorio entero en un chip

Llevar a cabo análisis médicos, químicos y biológicos en un chip de apenas unos milímetros de tamaño. El suizo Andreas Manz desarrolló en los 90 la técnica de lab on a chip (laboratorio en un chip) que hoy se emplea para efectuar diagnósticos de forma rápida en cualquier lugar del mundo. También se utiliza para prevenir enfermedades hereditarias mediante el análisis de ADN. Manz ha sido premiado en la categoría Logro de una vida por sus décadas de trabajo.

Un test para detectar el cáncer de mama

La neerlandesa Laura van't Veer ha desarrollado un test genético que permitirá diagnosticar el cáncer de mama con mayor antelación. Además, es capaz de calcular si la quimioterapia será necesaria o no para así evitar males innecesarios. Esta tecnología, que ya ha ayudado a 40.000 mujeres, evitaría que hasta un 30% menos de mujeres tuviera que pasar por un largo tratamiento. Esta herramienta y su inventora han sido galardonadas en la categoría Pyme.

También te puede interesar este artículo: Llega la “llave inteligente” que envía un SMS al dueño cuando la intentan duplicar o abrir a p

Un nuevo plástico

El vitrímero es un nuevo tipo de plástico que promete reducir las montañas de basura de nuestros vertederos. Este material se repara y recicla con gran facilidad, ya que a altas temperaturas recupera su forma maleable. A pesar de ello es ligero y robusto, lo que lo convierte en una firme alternativa al cristal y el metal. Sus aplicaciones van desde la aeronáutica a la electrónica. Por este motivo su creador, el francés Ludwik Leibler, ha sido reconocido en la categoría de Investigación.

Nanotubos de carbono

Ordenadores más rápidos, coches más seguros y células solares más eficientes. Son algunas de las aplicaciones de los nanotubos de carbono, una forma hasta entonces desconocida de este material que podría utilizarse incluso para tratar el cáncer. Sus padres, los japoneses Sumio Iijima, Akira Koshio y Masako Yudasaka han sido reconocidos en la categoría País no europeo.

La vacuna contra el cáncer cervical

El virus del papiloma humano (VPH) es responsable del cáncer cervical en mujeres. El australiano Ian Frazer y el chino Jian Zhou desarrollaron el gardasil, la primera vacuna contra esta enfermedad. El público ha escogido a esta innovación y a sus creadores como el mejor invento de la categoría Popular.

A: p