Los test de inteligencia

Recién terminó una prueba de coeficiente intelectual, Aahil Kallingal les dijo a sus padres que no le importaba el resultado. Sentía que podía haberla hecho mejor. Pero Mensa, una sociedad meritocrática y heterogénea que solo recibe al 2 % más inteligente de la sociedad, dio un parte distinto: Aahil no podía haberlo hecho mejor. El niño de 10 años obtuvo el puntaje más elevado (162) en la prueba. Un resultado que lo ubica en un nivel como mínimo comparable al de Stephen Hawking.

Los test de inteligencia se originaron en Francia en 1904, cuando el gobierno galo encomendó a Alfred Binnet la misión de determinar a qué alumnos se les dificultaría la escuela. Para ello este creó el test Binet-Simon. El modelo llegó a Estados Unidos y fue modificado en la Universidad de Stanford. Allí sufrió varios cambios y dio pie a ramificaciones. Hoy los test siguen en evolución y son tan diversos que lo positivo de una cifra depende del test que se presenta. Varias escalas llegan hasta 200, otras van más allá. Pero algo común es que si se suma por encima de 150, se habla de una inteligencia superior.

“Cuando me dieron el resultado me sorprendí. Pensé que era un niño como cualquier otro”, aseguró Aahil. Pero no es como cualquier otro. Se convirtió en una de las personas más jóvenes en alcanzar la perfección. “Quiero ser científico cuando crezca, me gusta inventar cosas, aunque la mayoría del tiempo salen mal. Ahora ando armando un computador pequeño, es un trabajo en proceso”, aseguró. Por su desempeño, Kallingal seguramente hará grandes cosas, y está en compañía de gigantes. Y aunque es difícil establecer una medida que unifique test y medidas, la mayoría de los expertos coinciden en que estas diez personas, vivas y muertas, son las más inteligentes de la historia.

William James Sidis

C. I.: entre 250 y 300 (estimado)

Nació en 1898 y murió en 1944. Redefinió el concepto de niño prodigio, pues a los 8 años hablaba ocho idiomas, y de adulto llegó a dominar 40 idiomas y dialectos. Estudió matemáticas desde los 11 años en la Universidad de Harvard, el más joven en ingresar a la institución. Y a su vez fue de los más jóvenes en enseñar, lo cual le valió problemas con gente que se negaba a escuchar a un menor. Se opuso a los reclutamientos de la Primera Guerra Mundial por lo cual lo encarcelaron por derrotista.

Terence Tao

C. I.: 230

De origen estadounidense y australiano, Tao ganó las olimpiadas de matemáticas a los 13 años, y no es sorpresa pues resolvía problemas de aritmética a los 2 años. A los 14 abordó la universidad, a los 16 su maestría y a los 20 completó su doctorado en la Universidad de Princeton. Empezó a enseñar a los 24 años en Ucla, y ha publicado más de 230 investigaciones en campos como ecuaciones diferenciales en derivadas parciales, que de solo mencionarlos producen dolor de cabeza.

Christopher Hirata

C. I.: 225

Hirata nació en 1982 y hoy se desempeña como profesor de astrofísica en la Universidad Caltech, donde estudió desde muy joven. Culminó sus estudios universitarios en física y matemática a los 12 y un año después se llevó el máximo premio en las Olimpiadas Internacionales de Ciencias. A los 14 ya estudiaba posgrados en Caltech y a sus 23 recibió su doctorado en Princeton. El increíble potencial que demostró le valió un trabajo en la Nasa, en su adolescencia, como parte de un proyecto para colonizar Marte.

Kim Ung-Yong

C. I.: 210

Estudiar física a los tres años de edad es para muy pocos, así como dominar el japonés, coreano, alemán e inglés a tan temprana edad. Pero para alguien que se expresaba con fluidez a los seis meses de haber nacido no resulta tan descomunal. Nacido en 1962, a sus 7 años Kim fue invitado por la NASA, y estudió en Estados Unidos, donde obtuvo un doctorado en física. Regresó a Corea en 1978, donde se propuso ser ingeniero civil.

Evangelos Katsioulis

También te puede interesar este artículo: Regalos de Navidad: Diez ideas para acertar

C. I.: 198

El griego, nacido en 1976, trabaja actualmente como psiquiatra, pero ha completado maestrías en filosofía y tecnología y es candidato a doctor en psicofarmacología. Su C.I. lo ubica en un grupo selecto en el cual solo uno de cada 30.000 millones de humanos hace parte. Quizás por su origen cercano al Mediterráneo, ama viajar, pintar y nadar en sus ratos libres.

Garry Kasparov

C. I.: 194

Nacido en 1964, el Gran Maestro del ajedrez ruso estuvo en lo más alto del ranking durante 225 semanas de las 228 en las que compitió profesionalmente, un récord que hasta ahora nadie ha superado. La computadora Deep Blue de IBM lo venció, si bien él argumenta que hubo influencia humana. Garry es un activo comentarista político y mantiene una conversación con sus seguidores en su cuenta de Twitter @Kasparov63.

Mislav Predavec

C. I.: 192

Croata nacido en 1967, Predavec enseña matemáticas y se supo especial desde temprano. En el colegio solucionó problemas más rápidamente y mejor que el resto, y su madre jamás se preocupó pues sacó cinco en todo. Uno de sus hobbies es completar test de inteligencia complicados. Sin embargo, su mujer asegura que no es hábil en todo, pues es ella quien le pone una tarjeta SIM a su celular o arregla la lavadora. Solo una entre 1.000 millones de personas tiene un C.I. mayor a 190.

Leonardo da Vinci

C. I.: Entre 180 y 190 (estimado)

Quizás la persona que más talento desplegó en distintas disciplinas y en diversos campos. Da Vinci define la palabra polímata, pues mientras vivió entre 1452 y 1519 se destacó como un enorme pintor, escultor, matemático, ingeniero, inventor, anatomista, geólogo, cartógrafo, botanista y escritor. Para muchos es el arquetipo del hombre del Renacimiento, por su curiosidad inagotable y sobre todo su imaginación e inventiva.

Albert Einstein

C. I.: entre 160 y 190 (estimado)

El teórico físico vivió entre 1879 y 1955, y por las implicaciones de sus trabajos se convirtió en el científico más popular del siglo XX y en el estandarte de inteligencia en el mundo occidental. Su teoría de la relatividad, expresada en la ecuación E=mc², lo elevó al reconocimiento vitalicio con distinciones como ser el personaje del siglo según la revista Time.

Stephen Hawking

C. I.: 160

Nacido en 1942 en el Reino Unido, casi abandona sus estudios pero persistió en su análisis de hoyos negros a pesar de sufrir esclerosis lateral amiotrófica. Publicó trabajos pioneros y su libro Una breve historia del tiempo, publicado en 1988, ratificó su valía como un científico que podía comunicarle a las masas. Su vida llegó a la pantalla grande el año pasado y su opinión sigue teniendo enorme peso en la opinión pública.

A: P