Según la Organización Mundial de la Salud, un total de 748 millones de personas no tienen acceso a agua potable de forma sostenida en el mundo
 
La máquina de uso doméstico capaz de instalarse en zonas remotas transforma por condensación el aire en agua potable a un bajo costo social.
 
El tipo de tecnología que modifica el nuevo invento se usa principalmente en prototipos de origen militar, pero a costos que podrían superar los cinco mil dólares y desde ahí surge la idea de realizarlos a bajo costo.
 
Según la Organización Mundial de la Salud, un total de 748 millones de personas no tienen acceso a agua potable de forma sostenida en el mundo y unos 1.800 millones más usan una fuente que está contaminada con heces.
 
“Es una solución doméstica, esta tecnología no es que lo hayamos inventado nosotros, sino que la innovación es cambiar el esquema de cómo producir agua de manera simple para llevarla a zonas remotas y costo social de poco más de 300 dólares”, afirmó el director ejecutivo y uno de los inventores de FreshWater, Héctor Pino.
 
“Creemos que FreshWater es una solución válida, efectiva y rápida que acaba con los paradigmas de cómo entregar agua, porque todo el mundo piensa en grandes soluciones como plantas desalinizadoras o embalses, y resulta que se han gastado miles de millones de pesos y todavía están con los mismos problemas”, aseguró Pino de profesión ingeniero forestal.

 

 

También te puede interesar este artículo: Buenas noticias para los menos felices: salud y felicidad no están relacionadas

A: N