Santiago Berdullas, fundador de Kappowsky, lo reconoce: “Soy un desastre para orientarme”. Y como no hay mal que por bien no venga, de este ‘problema’ nació su empresa, concretamente Aspie, un software que permite geolocalizar en interiores, te informa de la ubicación de puntos concretos (la cafetería, los baños o una tienda) y permite interactuar con el entorno dentro de grandes superficies. ¡Se acabó el perderse en los centros comerciales!

¿Cómo fue el surgimiento de Aspie, Santiago?

El proyecto nació hace ya tres años. Primeramente hice un prototipo en casa y como vi que daba buenos resultados, decidí presentarlo a premios de emprendedores. En Galicia no tuve la suerte que encontré más tarde en el concurso nacional de UNIVERSIA patrocinado por el banco Santander en el que quedé finalista.

Cuando se enteró uno de mis mejores amigos, Lorenzo Hernández Allones, me ofreció montar una empresa poniendo capital y así lo hicimos.

¿Cuántas personas forman el equipo de Kappowsky?

Como decía, en un principio, la empresa estaba formada únicamente por Lorenzo y por mí. Hoy, tenemos la suerte de contar con un comercial, dos diseñadores y algunos equipos de informáticos que formamos en función del proyecto. En la empresa trabajan también muchos becarios, siempre con prácticas remuneradas.

¿Os dedicáis por entero a esta empresa o lo compagináis con otro trabajo?

Lorenzo y yo tenemos un trabajo a parte de Kappowsky, por lo que es duro ponerte a trabajar en tu empresa después de estar trabajando 10 horas en nuestros respectivos empleos.

¿Es difícil emprender? ¿Cuál fue el momento más complicado?

El proceso de emprender es muy difícil, desde el nacimiento de la idea hasta el cobro de tu primera factura. Conseguir clientes, hacer un prototipo comercializable y asegurarte que el cliente quede contento, son fases, que tienes que pasar y cada una parece más compleja que la anterior.

Una de las etapas más complicadas a la hora de emprender para muchos es la de la financiación. Con el surgimiento de los nuevos emprendedores han surgido muchas opciones alternativas como el crowfunding o el crowlanding. ¿Cómo se financia Kappowsky?

Toda la inversión es nuestra. Comenzamos con un capital inicial de 3000 euros para la creación de la empresa. Lo primero que hicimos fue realizar un prototipo lo más fiable posible que se pudiese comercializar; luego ya se mejoraría con el dinero ganado.

¿En algún momento te planteaste tirar la toalla?

Muchísimas veces. Pasas por un estado bipolar constante, de esto que estoy haciendo es la leche a tengo que dejar esta fase empresarial.

¿Qué tipo de infraestructura es la más demandante de vuestros servicios?

Por ahora los espacios culturales y museos, pero ASPIE es un motor que se puede adaptar a centros comerciales, aeropuertos, hospitales… ¡Las posibilidades son infinitas!

¿Cómo funciona la app funciona sin GPS?

El motor ASPIE utiliza el bluetooth y el wifi de los smartphones para triangularse con unos dispositivos especiales.

También te puede interesar este artículo: Revista austríaca se imprime con sangre de personas HIV positivas

Cada espacio es un ‘mundo’, ¿hasta qué punto se le ofrece al cliente la personalización de la app en cuanto a interactuación y servicios?

Se puede customizar como el cliente lo desee. Tanto la apariencia de la app como la información a mostrar de los puntos de interés del edificio a geolocalizar.

¿Cuál es vuestra competencia? ¿Qué valor añadido aportáis al mercado?

Nuestra competencia son las universidades que invierten con dinero público, no con su propio dinero. Nosotros nos jugamos mucho, esto es un valor añadido. Por otra parte, nuestra experiencia es otro de nuestros pilares fundamentales, llevamos con este proyecto unos 4 años.

¿Qué proyectos tenéis en desarrollo?

Tenemos dos, Zackarys, referido a lo forma que tenemos de comprar en las grandes firmas yJessi, un nuevo sistema para el mercado de productos frescos.

¿Qué tipo de aplicaciones corporativas ofrecéis? ¿Diseñáis algunas especialmente para empresas?

Tenemos hechas varias. Las apps corporativas son como empezamos para ganar dinero e invertir en el desarrollo de ASPIE.

¿Y software recreativo?

También realizamos alguno. Tenemos versiones de ASPIE como juegos didácticos para niños, actualmente uno en el museo Centro Gaias de la Ciudad de la Cultura de Galicia.

¿Qué opináis de la gamificación como estrategia en las empresas?

Cada cierto tiempo sale un término nuevo…la estrategia empresarial se resume en estar en el sitio adecuado, con el producto adecuado.

¿Es más complicado emprender o mantenerse?

Para mantenerse tienes que seguir emprendiendo, así que considero que los dos términos pueden ser lo mismo.

 

A:I