Desde parches cutáneos que vigilan la salud hasta desfi briladores cerebrales que previenen ataques epilépticos, la lista de innovaciones parece de ciencia ficción, pero no puede ser más real.

1. Un parche que monotoriza la salud

EL FUTURO de la atención sanitaria pasa por un parche, fino como el papel. De bajo coste, el Bio-patch, que ha sido desarrollado por el Instituto de Tecnología KTH de Estocolmo, se puede colocar en distintas partes del cuerpo para medir las señales bioeléctricas y monitorizar la temperatura. “En el tórax, realiza electrocardiogramas; en el cráneo, mide ondas cerebrales; y en el brazo, señala la respuesta muscular a estímulos del sistema nervioso central”, explica Geng Yang, investigador del KTH. “El paciente puede ver los datos en su “smartphone” o enviárselos a su médico para conocer el diagnóstico. Se trata de una herramienta muy valiosa para pacientes con cardiopatías, problemas neurológicos o aquellos que acaban de ser dados de alta tras una operación”, añade.

2. El mejor test de riesgo cardiovascular

SI TE PREOCUPAN tus niveles colesterol, vigila también los de TMAO (trimetilamina-n-óxido). ¿La razón? Las personas con niveles más altos de esta sustancia en sangre tienen un riesgo 2,5 veces mayor de ataque cardíaco que el resto, según un estudio publicado en New England Journal of Medicine. La TMAO es una sustancia producida por bacterias intestinales cuando tomamos alimentos ricos en colina, como huevos, carnes rojas y lácteos. Una vez que se incorpora al torrente sanguíneo, acelera la formación de depósitos de colesterol en las arterias.

3. Predecir la diabetes con 10 años de adelanto

¿TE IMAGINAS poder predecir el riesgo de diabetes 10 años antes de padecerla? Esto ya es posible, gracias a la labor de investigadores de la Universidad Vanderbilt (EE.UU.), que han identificado un biomarcador (el 2-AAA) independiente de la glicemia y el exceso de peso. Durante 12 años han hecho un seguimiento a un grupo de personas y han demostrado que aquellas con las concentraciones más altas de 2-AAA tienen hasta cuatro veces más riesgo de desarrollar diabetes. Ya está en estudio un test para su detección rápida.

4. Una hormona para fortalecer el corazón

LA SUPERVIVENCIA de pacientes con insuficiencia cardíaca aguda es, en un 50%, inferior a cinco años. El tratamiento de esta dolencia, sin embargo, es el mismo desde los años 70. Ahora, se ha descubierto que una versión sintética de la hormona relaxina –que producen las embarazadas para ayudarlas a soportar el estrés que el feto supone para el corazón– aumenta su vida hasta en un 37%, según un equipo de la Universidad de California. El nuevo fármaco, llamado serelaxina, ensancha los vasos, aumenta el aporte de oxígeno y es antiinflamatorio.

5. Dieta mediterránea con aval científico

JAMÁS UN ESTUDIO científico riguroso había valorado el efecto de la dieta mediterránea en el riesgo de infartos e ictus, hasta PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea). Esta investigación española, publicada en el New England Journal of Medicine, ha sido considerada tan relevante que se cree que podría cambiar ciertas pautas nutricionales. Sus conclusiones: un 30% de los ataques cardíacos, ictus y muertes por enfermedad cardiovascular podrían prevenirse con una alimentación típicamente mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra y/o en frutos secos. Incluso se puede tomar un vaso de vino en las comidas. “Gastamos mucho dinero en medicamentos, y resulta que esta dieta supera los beneficios de esos tratamientos, y sin sus efectos secundarios”, señala Miguel Ángel Martínez, coordinador de PREDIMED y profesor del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra.

6. 'Desfibrilador' cerebral contra los ataques epilépticos

También te puede interesar este artículo: Conectarse con la naturaleza, un regalo para todos

UNA ESPECIE de desfribilador para el cerebro ayuda a prevenir los ataques epilépticos. Bautizado como NeuroPace, el sistema incluye sensores implantados en el cerebro que detectan los sutiles temblores precursores de un ataque. Entonces envía señales eléctricas que contrarrestan los mensajes erróneos y detiene la convulsión antes de que se desarrolle. Con este aparato, según los estudios realizados, en el primer año de utilización los episodios se reducen un 40% y a los dos años, un 53%.

7. Anestesia total minimizando los riesgos

EL PAPEL del anestesiólogo es vital en una intervención quirúrgica. Además de controlar el ritmo cardíaco, la respiración y la función cerebral, debe seguir los pormenores de la operación para ir ajustando las dosis de sedantes y analgésicos. Un nuevo software para ordenadores con pantallas táctiles le facilita el trabajo, al permitirle saber si todo se desarrolla debidamente, seguir paso a paso el trabajo del cirujano y documentar todo el proceso. Un apoyo trascendental en intervenciones prolongadas.

8. Óvulos de calidad para el sueño de ser madre

UNOS ÓVULOS de baja calidad explican muchos casos de infertilidad femenina. Este año, un grupo de investigadores de la Universidad de Standford (EE.UU.) ha desarrollado una técnica –la activación in vitro– que ayuda a las mujeres con insuficiencia ovárica a producir óvulos sanos y maduros de nuevo. El proceso supone extraer tejido ovárico y tratarlo en el laboratorio con proteínas y otros factores que ayudan a que los folículos inmaduros se desarrollen y se conviertan en óvulos. De las 27 mujeres sometidas a este tratamiento, cinco produjeron óvulos viables, una se encuentra embarazada y otra ya ha dado a luz un bebé sano.

9. Curar la hepatitis C con mayor rapidez

UNOS 150 millones de personas tienen hepatitis C en el mundo. Con un 70% de pacientes curados, la terapia más habitual requería hasta ahora 48 semanas de tratamiento con fármacos antivirales e inyecciones de interferón, con sus temidos y debilitantes efectos secundarios. Ahora, un nuevo fármaco, el sofosbuvir, ha demostrado tener éxito hasta en el 95% de los casos. Y lo que es mejor: esta medicación solo se toma durante 12 semanas y no exige la administración de interferón.

10. Un nuevo láser contra el Alzhéimer

UNA NUEVA técnica de fototerapia podría curar el alzhéimer, párkinson y la enfermedad de Creutzfeldt- Jakob. Desarrollado por expertos de la Universidad de Chalmers (Suecia) y la Universidad Tecnológica de Breslavia (Polonia), el láser multifotón permite distinguir entre agregaciones de proteínas causantes del daño (que impiden procesos celulares normales) y proteínas que funcionan bien. “Hemos desarrollado un método para distinguir esas estructuras utilizando solo luz láser y sin toxicidades ni afectar a los tejidos sanos circundantes. Es un enfoque totalmente innovador, que supone un avance en este terreno”, explican los investigadores.

A: P