NUEVA YORK (CNNMoney) — En una serie reciente de reuniones a puerta cerrada con periodistas y algunos de sus mejores clientes, BMW reveló la siguiente generación del auto más avanzado de la marca de lujo alemana, la Serie 7.

Desde afuera, el diseño no es un cambio radical de modelos anteriores de las Serie 7, pero lo que sucede en su interior es lo que es verdaderamente interesante: un montón de nueva tecnología.

El auto será capaz de conducirse a sí mismo a baja velocidad y un lector de señalamientos permitirá que los conductores obedezcan automáticamente los límites de velocidad –o excederlos por un número determinado (Es un BMW, después de todo).

El coche en sí mismo, es bastante grande. Es más grande por una pulgada que el coche con “una distancia entre ejes extendida” y desde ahora, BMW sólo venderá la versión extra larga en EU. A los estadounidenses les gusta el espacio para estirar las piernas.

Opulencia

Los asientos traseros ofrecen una función de masaje. Eso se ha vuelto común en los autos de lujo. Pero este ofrece un beneficio adicional. Además de ocho programas de masaje diferentes para relajar los músculos de la espalda, hay un “Programa de Vitalidad”.

Se trata de un programa de ejercicios para los pasajeros diseñado para “revitalizar el cuerpo en viajes largos”. En esta rutina no es necesario usar pesas.

Los que viajen en el asiento trasero derecho pueden tener la experiencia de lujo verdadera. Siempre que no haya nadie en el asiento delantero, pueden presionar un botón y mover el asiento delantero hacia adelante y doblarlo. De este modo, obtienen un descansa pies.

Después, pueden reclinar su propio asiento para crear un estilo de camastro en el asiento trasero. La pantalla de video en la parte trasera del asiento incluso se puede mover para que puedan ver su película mientras toman una copa de vino blanco del refrigerador opcional.

Aún es un auto para manejar

A pesar de su tamaño y confort, la Serie 7 sigue siendo un BMW y busca ser un “auto de manejo”. Es casi 90 kilos más ligero que el modelo actual, de acuerdo con datos de la compañía. Eso es en parte gracias al uso extensivo de la fibra de carbón en partes clave del cuerpo, particularmente alrededor del techo. Esto también ayuda a disminuir el centro de gravedad del auto, logrando mejor agarre en las curvas.

El serie 7 se ofrecerá con una elección de seis u ocho cilindros, ambos turbo. Tendrá transmisión automática de ocho velocidades que usa información de mapas GPS para preseleccionar las velocidades apropiadas para el camino. Esta tecnología apreció por primera vez en el Rolls-Royce Wraith de la división de ultralujo de BMW. Una versión híbrida con un rango de electricidad de 37 kilómetros también estará disponible.

Mejor tecnología

También te puede interesar este artículo: El Auto Avion

Cuando BMW introdujo por primera vez su controlador de computadora i-Drive en 2001, la enorme perilla que controlaba todo desde el estéreo, el aire acondicionado, hasta los asientos, fue ridiculizado por ser confuso.

Afortunadamente, BMW no se rindió con la idea. Desde entonces, ha mejorado, y hoy es uno de los sistemas de información y entretenimiento más sencillos de usar.

En la Serie 7, BMW introduce el i-Drive 5.0 con algunos nuevos toques… literalmente. El sistema ahora incluye una pantalla táctil, justo como un smartphone.

Pero no es absolutamente necesario usarlo. Aún están la perilla y los botones. También hay algo nuevo llamado control de gestos. Unos sensores montados en el techo pueden detectar movimientos de las manos. Por ejemplo, girar la mano puede controlar el volumen del estéreo. Mover la mano como cuando rechazas un plato de aperitivos, rechaza una llamada entrante. Golpear con dos dedos hacia la pantalla puede iniciar una función preseleccionada de tu elección.

Ayuda visual

Como muchos de los automóviles de lujo actuales, el BMW Serie 7 estará equipado con cámaras que ayudarán a los conductores a echarse en reversa en espacios reducidos o entrar a puntos ciegos.

Una característica especialmente útil en los estacionamientos es la vista del auto en 3D generada por computadora, tal y como se ve desde afuera. Los conductores podrán elegir el “ángulo de cámara” que más les ayude a avanzar por la curva o esquivar obstáculos de reversa.

Aún más fácil, el serie 7 podrá estacionarse solo con computadoras y sensores que se encargan de la gasolina, frenos y movimiento del volante. El coche también se puede hacer cargo del manejo en momentos de desesperante tráfico, cuando el auto avanza y se detiene lentísimo. Tendrás que mantener una mano en el volante para que el auto sepa que no estás dormido.

Los precios del serie 7 comenzarán en 83,000 dólares cuando salga a la venta este otoño. Este precio no incluye muchas de las opciones elegantes, por supuesto, o un gran motor.

Los precios superarán las seis cifras para los autos equipados.

A. P