Lanzan un dispositivo de apenas unos centímetros, capaz de dibujar y escribir sobre una hoja de papel moviéndose sobre ella
Zuta Pocket Printer solo imprime en escala de grises, pero es portátil y funciona con baterías

Un grupo de emprendedores estadounidenses trabaja en crear una impresora tan portátil como un ‘smartphone’. Un dispositivo que se pueda llevar en un bolsillo y que permita crear documentos en papel desde cualquier lugar. Para conseguirlo han diseñado un aparato que viaja por las hojas mientras dibuja y escribe lo que le haya indicado el usuario. Lo han denominado ‘Zuta Pocket Printer’.

«Es habitual ver a estudiantes, abogados o emprendedores trabajando fuera de sus oficinas u hogares, y que de pronto se encuentran con el problema de encontrar un lugar donde poder imprimir», explican los creadores del invento en la página web de presentación del producto. «Hemos creado una impresora móvil que es fácil de usar, que se puede llevar a cualquier parte, que imprime desde cualquier dispositivo y en cualquier tamaño de hoja».

Zuta Pocket Printer es, en realidad, un depósito de tinta negray un cabezal de inyección con ruedas. Estas son capaces de desplazarlo con precisión por cualquier hoja de papel que esté apoyada sobre una superficie plana y lisa. Aunque el prototipo con el que trabajan todavía es más lento, sus creadores aseguran que esperan ser capaces de imprimir un folio A4 lleno de texto en aproximadamente un minuto.

Crear documentos en el acto

También te puede interesar este artículo: Conozca 25 datos curiosos sobre internet y la web

El objetivo de Zuta Pocket Printer no es reemplazar a sus equivalentes de escritorio, que son mas rapidas y mas eficientes, sino permitir crear documentos en el acto. Por ejemplo, aclaran, que un abogado pueda modificar un contrato tras su discusion con el cliente, e imprimirlo al momento. Otro usos podrian incluir tarjetas de visita personalizadas, o correccion de documentos de ultima hora.

Además de sus ruedas, su depósito de tinta y su inyector, Zuta Pocket Printer lleva una batería recargable –que puede durar hasta una hora de impresión, es decir, unas 60 páginas–, sensores que permiten un desplazamiento preciso por el papel y la electrónica necesaria para conectarse a ella de forma inalámbrica –por Bluetooth–.

Los creadores han lanzado una campaña de ‘crowdfunding’ en Kickstarter para financiar la etapa final de desarrollo de producto. Esperan recaudar 400.000 dólares, de los que ya han conseguido más de la mitad. Si lo consiguen, afirman, entregarán sus primeras impresoras de bolsillo a partir de enero de 2015.

A: P