Sea para elegir un nombre o para saber si lo puedes adoptar o no, a veces es importante conocer a tu gatito.

Suele suceder. Al fin podrás adoptar un gatito: se conjugaron los elementos necesarios en el universo: te mudaste a una casa con suficiente espacio, la persona que vive contigo está de acuerdo, y tienes los suficientes recursos para mantener a un amigo felino feliz, sano y desparasitado.

Sólo hay un problema: sólo puedes tener un gato si es macho o hembra. O quizás te ofrecieron un gatito pero tienes una preferencia porque sea hembra o macho. O qué sé yo, en realidad hay muchas razones para inclinarse por uno u otro.

Por ejemplo, en el caso de las hembras, mucha gente se siente benévola por no mandar a las gatitas a esterilizar y por eso prefiere a los machos. Aunque si se meten a investigar aunque sea un poquito, notarán que es mucho mejor tener a sus animales domésticos esterilizados, sean machos o hembras.

Lo que sí es que tienen más características diferentes, más allá de si pueden tener o no gatitos (y de si te sientes con ganas de cuidar y encontrarles hogar a esos gatitos). Yo prefiero a las hembras porque no tienen los instintos territoriales tan marcados, o sea, no es tan usual que regresen de la calle heridas de peleas y no sienten tanta necesidad de orinar en todo (aunque de esto también hay casos, pero estoy segura de que hay formas de evitar este comportamiento).

Ya sin más rodeos, si te ofrecieron un gatito en adopción pero quieres estar seguro de su sexo, tienes que seguir unas cuantos pasos:

1. No lo hagas antes de que cumplan al menos 3 semanas -  Además de que será más sencillo determinar si es macho o hembra, la madre se sentirá menos insegura de que estés manejando a sus gatitos.

También te puede interesar este artículo: ¿Las mujeres embarazadas deben alejarse de los gatos?

2. Sé gentil y procura que el gatito no se mueva demasiado -  Si lo hace podrías lastimar su colita. Ten cuidado a la hora de revisarlo.

3. Levanta su colita y revisa la distancia entre el ano y los genitales -La distancia entre estas dos aberturas es mucho mayor para un macho que para una hembra.

Aquí hay una ilustración, con el gatito a la izquierda y la gatita a la derecha:

A:I