Los baños con sal son uno de los mejores remedios para aliviar las dolencias en los pies. Además de relajarnos, evitan que la piel se reseque y se endurezca

Nuestros pies empiezan a soportar todo el peso de nuestro cuerpo desde el mismo momento en que nos levantamos.

Caminamos dentro de nuestra casa, vamos corriendo cuando tenemos prisa, andamos en incómodos zapatos de tacón y, en general, los sometemos al estrés y las agitadas actividades del día a día.

Por si fuera poco, los pies también están expuestos a sufrir de enfermedades, infecciones y diferentes tipos de dolencias que pueden afectar nuestra calidad de vida.

Lo cierto es que la mayoría de personas no le damos mucha importancia a los pies y, hasta que no sentimos ese molesto dolor, no empezamos a buscar soluciones para cuidarlos. El calzado es una de las causas principales de dolor en los pies.

Por eso, hoy te vamos a compartir algunos tips sencillos para aliviar y prevenir esta dolencia causada por diferentes tipos de zapatos.

Trucos para evitar el dolor en tus pies por el calzado

Si esos zapatos que tanto te gustan son los que más dolores de pies te causan, quizá debas revisar estos trucos que pueden darte una solución.

Cambia la forma de amarrarlos

A veces, sin ser conscientes de ello, amarramos nuestros zapatos de forma incorrecta y el resultado son unos pies más cansados y doloridos. No se recomienda apretarlos demasiado y tampoco dejarlos demasiado sueltos.

¿Has probado las correas en tus zapatos de tacón?

Si tus tacones no te dan la comodidad que esperas quizá debas considerar hacerles poner unas correas para tener más estabilidad y seguridad al caminar con ellos.

Toma descansos

Si estás usando un zapato apretado o de tacón y no tienes más opción que llevarlo todo el día, entonces procura tomar descansos para relajar los pies y facilitar la circulación.

Una buena idea es elevar los pies durante 5 minutos para que la sangre circule mejor.

Usa arcos de gel

Los arcos de gel son un elemento que se introduce en los zapatos para evitar el impacto en los pies al caminar con tacones. Estos se pueden conseguir en almacenes de accesorios o también en los sitios de venta de zapatos.

Protectores antiampollas

La mejor forma de no sufrir de dolores en los pies es evitándolos. Si sospechas que tus zapatos te van a sacar ampollas, lo mejor es que consigas protectores antiampollas o unas medias que protejan tus pies del roce con los zapatos.

¿Tus zapatos se agrandaron?

También te puede interesar este artículo: 6 terapias inesperadas para tu espalda

Ocurre mucho con los zapatos de tela y forro tipo cuerpo. Para dar solución a esto, colócales dentro una bolsa con hielo y verás cómo se estrechan. Otra opción es ponerles una platilla adicional, aunque existe el riesgo de que el pie empiece a rozarse con el zapato.

Remedios naturales para aliviar el dolor en tus pies

Como en muchos casos parece que es inevitable sufrir de dolor en los pies, a continuación te compartimos algunos remedios naturales que pueden relajarlos y darles alivio.

Baño de agua con sal

El clásico baño de agua con sales de Epsom o sal gruesa sigue siendo uno de los mejores remedios para aliviar las dolencias en los pies y evitar que su piel se reseque y se ponga dura.

Vierte media taza de sal en un recipiente con agua caliente y sumerge los pies durante 20 minutos.

Infusión de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y relajantes que pueden ayudar a disminuir el dolor en los pies rápidamente. Para aprovecharla puedes preparar uno o dos litros de infusión de manzanilla, colarla y sumergir los pies durante 20 minutos.

Otra opción es ponerse paños de esta infusión sobre los pies.

Infusión de jengibre

El jengibre es una raíz conocida en todo el mundo por su poderosa acción analgésica y antiinflamatoria, ideal para combatir diferentes tipos de dolencias.

Preparando una infusión de jengibre puedes aliviar tus pies en cuestión de minutos y relajarlos para un nuevo día.

Vierte un trozo grande de raíz de jengibre en agua hirviendo, déjala reposar 5 o 10 minutos y luego sumerge los pies en el líquido.

Masajes


Un remedio que no nos podía faltar para aliviar los pies es la realización de masajes relajantes. Si tu día estuvo agitado y sientes las consecuencias sobre tus pies, no dudes en hacerte un masaje con un poco de aceite de oliva, menta o lavanda.

 

 

A: N