Cómo desarrollar nuestra potencia para crear, interactuar y trabajar de manera productiva, creativa y asertiva. El liderazgo basado en los principios milenarios del Taoísmo contempla nuestras energías masculina y femenina para que podamos optimizar nuestra capacidad de liderarnos y por ende, ser un ejemplo para otras personas.

La palabra liderazgo se emplea a menudo para marcar rasgos de personalidad sobresalientes en individuos y mujeres que ejercen algún cargo directivo en alguna empresa, causa o país. Cuando hablamos de liderazgo solemos creer que se refiere a un halo de energía que cautiva y mueve a otras personas a hacer lo que decimos. Pero el liderazgo integral implica una actitud en la cual combinamos los principios del Yin y Yang para beneficiarnos de la energía masculina y femenina que todos contenemos dentro de nosotros.

Ejercer el liderazgo en nuestra vida implica desarrollar nuestra potencia para crear, interactuar y trabajar de manera productiva, creativa y asertiva. El liderazgo basado en los principios milenarios del Taoísmo contempla nuestras energías masculina y femenina para que podamos optimizar nuestra capacidad de liderarnos y por ende, ser un ejemplo para otras personas.
 
Sugerencias desde la energía Yin femenina para liderar en tu trabajo

* Sé receptiva. La energía Yin implica volverte receptiva y escuchar a los demás para comprender sus necesidades, motivaciones y deseos. De esta manera, estás volviéndote una mujer que las personas buscarán para interactuar, ya que te percibirán accesible, sensible y empática. 

* Sé cálida y amable. Es sumamente importante en tu empleo, profesión o actividad desarrollar la calidez en el trato con los demás. Siempre interactuamos con personas, por ende, nuestra base son los vínculos humanos. Una mujer que se muestra atenta y amable genera una atracción hacia los demás que puede llevarla a ser más escuchada y respetada que otros. 

       

* Reconocé tus necesidades y sentimientos. La energía Yin nos ayuda a conectar con nuestro mundo interior, tan necesario para saber qué nos pasa. Cuando no nos conectamos con nuestras emociones podemos enfermarnos fácilmente, decaer en nuestra productividad y perder potencia para vivir plenamente. Ser consciente de tu mundo interior puede resultar de enorme ayuda para generar un liderazgo empático en tu trabajo, ya que los demás percibirán que estás comprendiéndolos. 
 
Sugerencias desde la energía masculina para liderar en tu entorno

* Colocá límites con firmeza. La asertividad es una competencia necesaria para establecer límites firmes y claros en nuestro trabajo. Hacer valer tus derechos, expresar tu deseo de un aumento de sueldo o frenar actitudes tóxicas de otros hacia vos son algunos ejemplos de la energía masculina en acción. 

También te puede interesar este artículo: La magia y el poder de las velas

* Sé una persona activa. La energía Yang nos ayuda a accionar con fuerza y foco. Una mujer que es proactiva, comprometida y enfocada en sus metas es un ejemplo de una energía Yang potente. Este rasgo es uno de los más inspiradores para otras personas. Si sos activa y clara en lo que querés, atraerás la atención de otras personas, que te verán como una mujer comprometida en la cual confiar y seguir.

* Definí un camino para avanzar y crecer en tu trabajo. Un rasgo elemental de la energía Yang es la claridad de la luz. Es importante que establezcas tus metas y hacia dónde querés ir para crecer en tu actividad comercial. Cuando sabemos lo que queremos nos volvemos ejemplos de otras personas que están a ciegas y precisan un rumbo para encaminar sus proyectos y metas laborales.

           

Estas son algunas sugerencias combinadas desde el enfoque del Taoísmo para que tu liderazgo sea integral, efectivo y transformador para tu vida personal y laboral. Tan solo es cuestión de comenzar a poner en práctica esto y observar qué sucede en tu trabajo.

 


A: N