Todo gran jardín comienza con un poco de inspiración. Puedes estar paseando por el parque y ver un árbol tan bonito que te lo quieres llevar a casa. Tal vez tienes un vecino con uno de esos jardines de revista y te gustaría imitarlo.

Es que es así, la mayoría de los jardines más impresionantes que conozco comenzaron con una simple imagen, un sueño o una pequeña idea. Así que a continuación te quiero presentar algunas imágenes que pueden ayudarte a encender los motores de tu imaginación jardinera. 

1.  Fija una idea en el papel

Luego de ver estos jardines y estudiar bien el espacio que tienes disponible, pon tus ideas en papel. Esto es lo mejor que puedes hacer para llevar a cabo tus planes y que no se queden en el tintero. Para hacer un boceto no tienes que saber dibujar, lo importante es definir los espacios aunque sea de forma general. 

2.  Comienza trazando un camino

Si no sabes por donde comenzar, traza un camino. Lo puedes ubicar al costado del jardín o en el mismo centro. Luego será cuestión de escoger el tipo de suelo, ya sea para hacerlo con losetas, piedras o "mulch". Utiliza este camino como punto de partida a la hora de escoger tus plantas.

3.  Considera escalonarlo

Si el terreno con el que cuentas es muy grande y difícil de manejar, considera dividirlo o escalonarlo. Hacer pequeñas terrazas o escalones te ayudará  a agregarle interés visual sin tener que utilizar demasiada vegetación. 

4.  Crea un camino de césped

Si no quieres colocar las típicas losetas o baldosas para crear tus caminos, créalos solo con césped.  En este tipo de jardín lo más importante es el mantenimiento. Así que procura enmendar y desyerbar bien el terreno antes de diseñarlo o plantarlo. 

5.  Cuadricula tu jardín

Como decíamos cuando pequeños, esto es más fácil que la tabla del cero o que brincar la tablita. Esta es una idea para el jardín que no te tomará mucho tiempo y puedes hacerla en cualquier lugar donde quieras plantar césped.

Consigue losetas o baldosas grandes y colócalas cuadriculando el jardín. Lo ideal es plantar algún tipo de césped que crezca lento y se mantenga a una altura moderada.

6.  Un túnel para los enamorados

También te puede interesar este artículo: Escoge la alfombra ideal para cada ambiente

Una forma de darle altura al jardín es creando un dosel o techo sobre los caminos. Estos se pueden crear con alambres, madera o resina. La clave está en plantar especies trepadoras a sus alrededores para que se enreden y suban sobre el enrejado creando una especie de túnel. 

7.  Dale importancia al jardín

Cuando le añades una entrada formal a tu jardín, estás dándole más importancia y vistosidad. Además esta te servirá de punto de partida para comenzar cualquier recorrido por el mismo. La entrada al jardín puede ser muy elaborada como muy sencilla. 

8.  Crea un jardín de piedras

Si eres de los que piensa que no tiene la habilidad, la paciencia o el tiempo para cuidar plantas, considera crear un jardín zen en tu patio. Estos jardines están mayormente compuestos por piedras, arena y alguno que otro elemento. Son muy fáciles de mantener y transmiten paz.

9.  Agua para la paz

Nada más efectivo para darnos tranquilidad que sentarnos al lado de un estanque con agua. Los peces también ayudan al relajamiento, ya que le proveen colores, movimiento y cierto entretenimiento al jardín.

10.  Una buena hortaliza en casa

Hoy en día está muy de moda cultivar vegetales, hierbas y viandas en el patio de las casas.  Dependiendo del espacio que tengas disponible y el tipo de clima en que vivas, tendrás una gran variedad de plantas comestibles para cultivar. 

Reglas básicas para tu jardín

Si quieres tener un jardín exitoso, asegúrate de que tus plantas se puedan adaptar bien a la zona de clima en que vives. También debes agrupar especies que tengas las mismas necesidades de terreno, agua, luz y fertilizantes. Esto te hará más fácil la tarea de mantenerlas en óptimas condiciones.

 


A: N