Alrededor de cuatro de 10 parejas trabajan en la misma empresa, revela un estudio realizado en Estados Unidos por la Cornell University.

De acuerdo con la investigación que analizó a más de 3.000 parejas, entre las principales desventajas de trabajar con la pareja se encuentran los conflictos por el cargo profesional, ya que cuando la mujer tiene un puesto o sueldo mayor que el hombre éstos pocas veces lo soportan.

A continuación nuestro sicólogo Pavel te comparte algunos puntos importantes de un romance en la oficina.

Existen varias desventajas que deberías conocer si trabajas con tu pareja, o planeas comenzar un romance en la oficina. Conócelas. 

1. Los roles se mezclan

Las peleas surgen cuando los problemas del trabajo se trasladan a la relación y viceversa, afirma Laura García, sicóloga clínica y autora de “No es un día cualquiera”. Por ello deben asegurarse de resolver los asuntos de pareja en casa y los de trabajo en la oficina, sin excepción.   

2. Siempre hablan de lo mismo

Los conflictos, compañeros y pendientes de trabajo, se convierten en el centro de sus conversaciones casi de manera inevitable y esto les resta energía como pareja porque nunca se desconectan. Lo mejor es que en sus citas románticas hablen de ustedes, la familia y amigos. 

3. Surgen los celos y envidia

Sean laborales o personales; por favoritismos del jefe o los compañeros en cuanto a superación profesional; así como por coqueteos, reales o imaginarios, de la pareja. 

4. No tienes privacidad

Son al menos ocho horas del día las que pasan juntos en la oficina, y si eres una persona que disfruta su espacio con el tiempo te será complicado hasta salir a comer con él. Si la situación se vuelve un poco incomoda procuren no estar siempre juntos o no verse el fin de semana. 

5. Baja la productividad

Ya sea por estar perdidamente enamorados o por los problemas es probable que no te concentres realmente en tus labores profesionales. La sicóloga María de los Ángeles Cereceda recomienda mantener los límites y el profesionalismo para no dañar ni la relación ni al trabajo. 

También te puede interesar este artículo: La entrañable historia de amor que rompera tu corazon

6. Se confunden los tiempos 

Es posible que trabajando juntos y al pasar tanto tiempo juntos, piensen que esas horas son suficientes y olviden cultivar momentos más íntimos o románticos que alimenten la relación. Por lo mismo es importante que pasen tiempo juntos fuera de la oficina, así evitarán la temida rutina

7. Tienen que esconderse

Muchas empresas no permiten entre sus empleados relaciones amorosas, por lo que tienen que ser muy discretos para evitar ser reprendidos o despedidos. Pero además, a la larga puede ser incomodo no tener la oportunidad de revelar a tus amigos quién es tu pareja y esconderse. 

8. Exponen su intimidad

Si no son lo suficientemente cautelosos en cuanto a su vida y exponen temas personales con los compañeros, no tendrán un resguardo de su relación. Se arriesgan a que las opiniones de la gente con la que trabajan deterioren el amor. Lo ideal es la discreción ante todo. 

9. Demasiadas quejas

Al trabajar juntos puedes conocer aspectos de tu pareja que no te gusten desde el punto laboral, como lo conflictivo que puede ser de su trabajo, compañeros y jefe; aunque tú que también vives lo mismo lo sobrelleves bastante mejor. Esto deteriorará la relación hasta la ruptura. 

10. Riesgo de ser despidos

Aunque la empresa les permita mantener una relación, si no saben cómo sobrellevarla y mantienen conflictos personales o descuidan sus tareas, ambos corren el riesgo de ser despedidos. Ante ello lo mejor es siempre ser profesionales y dar prioridad al trabajo en la oficina. 

Lo óptimo es que las parejas que trabajan juntas puedan compartir el mismo espacio, pero realicen funciones en las que no tengan que vincularse directamente, afirma el sicólogo José Mogorvejo. Si te es posible ve la posibilidad de cambiarte de área, o definitivamente de trabajo.

A: P