¿Cómo sería vivir como un camaleón, integrado tanto en el ambiente que nadie pueda verte? Esta parece ser la pregunta que se hicieron los ideólogos de la tendencia arquitectónica de la invisibilidad.

Alrededor del mundo encontramos -aunque hay que fijarse bien- una serie de inmuebles que, compuestos por espejos y sistemas de iluminación LED, están integrados en el ambiente. Tanto que, si alguien muy despistado se descuida, puede toparse con alguno.

1. Lucid Stead (Joshua Tree, California)

Ideada por el artista Philip K Smith III, esta cabaña abandonada fue reformada pensando en convertirla en un elemento más del desierto californiano. Alternando espejos entre los tablones de madera, este inmueble genera dos efectos ópticos: por un lado, el inmueble parece desaparecer, y por el otro, el desierto parece atravesar la construcción. Así, según va pasando el día y la luz del entorno va cambiando, la vivienda refleja y reflecta todo ese ambiente. Según su creador, la vivienda "refleja la soledad y la paz del desierto. Refleja la luz y la sombra, proyecta esa luz y, entonces, cambia".

Eso durante el día, pues por la noche las ventanas de espejo se convierten en recuadros de colores brillantes gracias al sistema de iluminación LED. Además, el sistema electrónico con el que cuenta la cabaña es capaz de conseguir que la casa nunca parezca la misma.

2. El cubo de espejo (Treehotel, Harads, Suecia)

El complejo hotelero construido por la firma Tham & Videgård, permite a los huéspedes dormir en un cubo suspendido en el aire que, además, no se ve. Las habitaciones-cubo están completamente formadas de espejos en sus seis lados, reflejando totalmente el busque en el que se encuentra situado. El interior, imposible adivinarlo.

3. Pabellón para un artista (Ámsterdam)

Se trata de un estudio diseñado por DHL Architecture y formado por varios cubos yuxtapuestos y formados totalmente por espejos. De esta manera, el entorno parece prolongarse a través de toda su fachada. De hecho, de no estar las puertas principales abiertas, probablemente no adivinaríamos que está ahí. Esta vivienda es perfecta para aquellos a los que les gusta la intimidad y evitar miradas del exterior.

También te puede interesar este artículo: Gwyneth Paltrow niega que ella sea "Becky con el pelo bueno"

4. The Cira Centre (Pensilvania, Estados Unidos)

Las casas invisibles también las podemos "encontrar" en la ciudad. Este edificio, del arquitecto César Pelli, ha construido un rascacielos de 29 pisos de cristal plateado que cambia de forma según el ángulo desde el que se observe. Al igual que las demás, por el día refleja el cielo y el entorno mientras que, por la noche, el sistema LED permite que cambie de color para crear diferentes patrones y efectos en la fachada.

5. La casa de los espejos (Isla Tyree, Escocia)

Esta vivienda es una obra del escultor alemán Ekkehard Altenburger y se construyó como una instalación temporal en 1996. Con su fachada de cristal y situada en un emplazamiento totalmente natural, los límites entre el ambiente y el inmueble están totalmente desdibujados.

6. La Casa de Rachel Raymond Belmont (Massachusetts, Estados Unidos)

Diseñada por el arquitecto Pedro Joel Costa, la vivienda se encuentra en el lugar que ocupó el hogar de Rachel Raymond construida en 1931 por su propia hermana. Ahora, las líneas futuristas y la fachada invisible se han integrado tanto en el ambiente que ya forma parte de él.

7. Torre Infinity (Seúl, Corea del Sur)

Este rascacielos de 450 metros de altura diseñado por la firma GDS Architects está equipado con una tecnología de camuflaje óptico que incluye espejos y luces LED que harán de la fachada algo traslúcido durante el día y algo brillante durante la noche. Su exterior, de hecho, será utilizado como una gran pantalla en la que proyectar fotos y películas.


A: P