1 Tu estómago secreta ácido corrosivo

Hay un líquido peligroso que puede burlar la seguridad del aeropuerto: Está en tu intestino. Las células del estómago secretan ácido clorhídrico, un compuesto corrosivo utilizado para tratar los metales en el mundo industrial. Por suerte la mucosa que recubre la pared del estómago mantiene este líquido venenoso de forma segura en el sistema digestivo.

2 La posición del cuerpo afecta tu memoria

Los recuerdos se relacionan con nuestros sentidos. Un aroma o algún sonido pueden llevarnos a un episodio distante de la infancia. Un estudio afirma que dichos  episodios del  pasado son recordados mejor y  más rápido, mientras estemos en una posición similar a la pose cuando sucedió el evento.

3 Los huesos se rompen para equilibrar minerales

Además de proteger a los órganos y músculos de nuestro cuerpo, los huesos ayudan a regular nuestros niveles de calcio. Los huesos contienen fósforo y el calcio, que necesitan los músculos y los nervios. Si el elemento es escaso, ciertas hormonas harán que los huesos se fracturen para que los niveles de calcio en el cuerpo se eleven y exista una  concentración extracelular apropiada.

4 Gran parte de la comida es alimento para el pensamiento

Aunque representa sólo el 2% de nuestro peso corporal total, el cerebro emite las calorías del cuerpo. Las tres principales arterias cerebrales están constantemente bombeando oxígeno. Una obstrucción o ruptura de una de ellas causa que las células cerebrales “mueran de hambre” y no tengan  la energía que necesitan para funcionar. Se trata de un accidente cerebrovascular.

5 Miles de óvulos jamás serán utilizados por los ovarios

Cuando una mujer está por terminar  sus 40 o inicia los años 50, el ciclo menstrual mensual que controla los niveles de hormonas y óvulos se prepara para la inseminación cesa. Los ovarios han estado produciendo cada vez menos estrógeno, que tiene cambios físicos y emocionales a través del cuerpo, comenzando a liberar óvulos, pero no con tanta regularidad como antes. El adolescente promedio tiene 34,000 folículos ováricos subdesarrollados, aunque sólo 350 o menos madura durante su Vidal Los folículos de huevos no utilizados se deterioran. Sin posibilidad de embarazo.

6 La pubertad reestructura el cerebro

También te puede interesar este artículo: La insólita nueva cirugía del Ken humano: se puso... alas

Los cambios hormonales son necesarios para fomentar el crecimiento y preparar el cuerpo para la reproducción. Pero ¿por qué es la adolescencia tan emocionalmente desagradable? Las hormonas como la testosterona realmente influyen en el desarrollo de las neuronas en el cerebro, y los cambios introducidos en la estructura del cerebro tiene muchas consecuencias en el comportamiento.

7 Las células del cabello son las que mueven la mucosidad en tu nariz

El pelo tiene unas células  llamadas cilios que ayudan a una gran variedad de funciones, desde la digestión  hasta a la audición. En la nariz, los cilios ayudan a drenar la mucosidad de la cavidad nasal hasta la garganta.

8 El crecimiento cerebral causó las molestas muelas del juicio

La evolución no es perfecta, si lo fuera, podríamos tener alas en lugar de las muelas del juicio. Pero las muelas del juicio no siempre fueron un cultivo comercial para los dentistas. Hace mucho tiempo, sirvieron como un tercer conjunto útil de molares para la maceración de la carne. Pero a medida que nuestros cerebros crecieron nuestra estructura maxilar cambió, dejándonos con estos molestos molares.

9 El mundo ríe contigo

Así como ver a alguien bostezar puede inducir que lo hagamos también, afirman que la risa es una señal social de imitación. Al escuchar a alguien reír, se  estimula una región del cerebro que está asociada con los movimientos faciales.  Así es como estornudar, reír, llorar y bostezar son formas de crear vínculos sociales dentro de un grupo.

10 Nuestra piel es de cuatro colores

Toda la piel, sin colorear, sería de color blanco cremoso. Cerca de la superficie de los vasos sanguíneos existe un rubor de color rojo, seguido por un pigmento amarillo. Por último, la melanina aparece en tonos sepia, con el color negro en diferentes cantidades. Estos cuatro colores se mezclan para crear los colores de la piel de todo el mundo, pero al final todos tenemos esos colores en diferentes proporciones. 

A. P