Si abres un libro de historia por una página al azar, tienes un 99% de posibilidades de que el protagonista del episodio que aparezca ante tus ojos sea un hombre o una mujer. Así de egocéntrica es la especie humana; a menudo damos por hecho que nosotros y sólo nosotros hemos escrito la biografía del universo. Pero en esta sección nos encanta reivindicar la aportación de los animales a la vida colectiva y hoy nos hemos propuesto hacerlo de nuevo.

Para ello nos ayudamos del blog History Lists, donde hemos topado con varias referencias sobre animales que cambiaron el curso de la historia. Por supuesto, liderados por la célebre Laika, la astronauta canina que viajó al espacio bordo del Sputnik 2 en 1957. Quizá no sabías que antes de llegar a las estrellas era callejera; los rusos creían que los perros de su clase eran más fuertes que los domésticos. Por desgracia, sólo sobrevivió en su nave durante unas horas.

Laika será recordada eternamente por abrir al ser humano el camino hacia el espacio. Otros animales deben su protagonismo a anécdotas menos honorables, como el mono que mató a Alejandro I de Grecia en 1920. El monarca paseaba apaciblemente por sus jardines cuando dos de sus mascotas, un perro y un simio, se enzarzaron en una pelea. Mientras intentaba separarlos, un segundo mono le mordió una pierna, abriendo una herida que se infectó y terminó con su vida en tres semanas.

Pero volvamos a los relatos felices. ¿Conoces el de la paloma Cher Ami? Su nombre significa en francés «querida amiga»... y no podría estar más justificado. En octubre de 1918, esta heroína alada entregó un mensaje que permitió localizar y salvar a numerosos miembros del «Batallón Perdido» estadounidense. Atrapados por los alemanes en el bosque de Argonne, durante la I Guerra Mundial, su última esperanza fue enviar un S.O.S. a través de Cher Ami, que lo entregó a pesar de llegar a la base gravemente herida. Su épica intervención salvó a decenas de hombres.

También te puede interesar este artículo: México: El calentamiento global amenaza a las aves

Por último, el más reciente de estos decisivos animales: el perro Cairo. No sabemos mucho de él, porque su gesta está escrita en documentos clasificados. Y es que Cairo fue uno de los miembros del equipo especial que llevó a cabo la operación que acabó con Osama Bin Laden. Pero los rumores dicen que el mismísimo presidente Barack Obama quiso felicitarle personalmente, junto al resto de los compañeros que dieron caza al terrorista y antiguo líder de Al Qaida.

A. P