Microsoft anunció que espera tener listo Windows 10 en el próximo invierno, según publicó en el blog oficial de la compañía. No especificó una fecha, pero varios analistas calculan que será cerca de septiembre. Estará disponible en 190 países.

“Todas las PC capaces de correr Windows 7 u 8 deberían poder usar Windows 10”
Windows 10 representa el mayor esfuerzo de Microsoft por crear una plataforma única para toda clase de dispositivos, sean PC de escritorio, tabletas, smartphones o dispositivos pequeños que dan vida a la Internet de las Cosas, dando soporte a procesadores x86 (Intel o AMD) y ARM.

Incluye el asistente Cortana, soporte para desbloqueo biométrico y una nueva aproximación a la doble realidad del Escritorio tradicional y de las pantallas táctiles a la que se enfrenta Microsoft, entre otras novedades.

Será ofrecido como una actualización gratis a los usuarios de Windows 7, Windows 8.1 o Windows Phone 8.1 durante un año. La compañía ya había anunciado que sería gratis para todos los dispositivos con pantallas de menos de 9 pulgadas, pero ahora marca un cambio clave: será gratis incluso para los que tengan versiones pirata de su sistema operativo, según le dijo Terry Myerson, el jefe de Windows dentro de Microsoft, a Reuters. ¿En todo el mundo? El cable de Reuters se refiere al mercado chino, pero Microsoft le confirmó a The Verge que esto alcanza a todas las versiones pirateadas, sin importar el país.

Según Microsoft, en China también contará con el apoyo de Lenovo y de Xiaomi, que sumarán a Windows 10 en su oferta de smartphones de múltiples marcas. En el mundo, Windows Phone tiene una baja cuota de mercado: 2,8% en el último trimestre, según IDC, que estima que este año los envíos de PC se reducirán en un 4,9 por ciento, aunque repuntarán levemente en 2016; la consultora estima que este año se enviarán 293 millones de PC en todo el mundo, apenas por debajo de los 310 millones enviados en 2014.

La compañía también dejará de usar la marca Internet Explorer para su navegador, reemplazado por uno nuevo que la compañía hizo desde cero, conocido por ahora como Spartan; la novedad es que la compañía planea eliminar la marca Internet Explorer, aunque el navegador será siendo incluido en algunas versiones de Windows.

También te puede interesar este artículo: Japón desarrolla los primeros taxis robot sin conductor del mundo

Todas las PC capaces de correr Windows 7 u 8 deberían poder usar Windows 10; la mayoría de los smartphones con Windows Phone 8.1 se actualizarán a Windows 10, dependiendo de algunas cuestiones de hardware.

Según publicó WinSupersite, durante la conferencia WinHEC en China la compañía confirmó ayer los requerimientos mínimos de hardware para PC (notebooks, equipos de escritorio, computadoras 2 en 1, etcétera) exigen pantallas de 7 pulgadas o más con un mínimo de 800 x 600 pixeles de resolución, 1 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento para correr la versión de 32 bits y 2 GB de RAM y 20 GB de almacenamiento para la de 64 bits; para dispositivos móviles, pantallas de entre 3 y 8 pulgadas, con un mínimo de 800 x 480 pixeles (y 512 MB de RAM) y soporte para resoluciones de 2560 x 2048 pixeles o más (con 4 GB de RAM) pasando por 1 a 3 GB de RAM en función de la resolución de la pantalla (qHD, Full HD o superiores, como 2560 x 1600 pixeles). También, 4 GB de almacenamiento como mínimo, con una ranura microSD obligatoria en estos casos.

Habrá al menos tres versiones de Windows, todas compartiendo el mismo núcleo y otros componentes de software: la versión para móviles, la hogareña (Consumer) y la corporativa (Pro).

A: P