El incendio mortal que afectó a la plataforma de Pemex en el golfo de México es una muestra más de los riesgos asociados a la extracción de este combustible.

El próximo 20 de abril se cumplen 5 años de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México, una de las mayores tragedias ecológicas de Norteamérica. Se estima que se derramaron 3,6 millones de barriles de petróleo, además de cobrar la vida de 11 personas.

Hoy, el golfo de México fue protagonista de una nueva catástrofe humana y ecológica. La plataforma Abkatun Alfa de la compañía Pemex se incendió dejando 4 muertos y varios heridos. La empresa ha dispuesto de 8 barcos para poder controlar las llamas que afectan a la Sonda de Campeche. Sin embargo de desconocen los alcances y las futuras consecuencias de esta tragedia en el entorno y en el suelo marino.

"La madrugada de hoy se presentó un incendio en el área de deshidratación y bombeo de la plataforma Abkatun Permanente ubicada en la Sonda de Campeche.

De inmediato, se aplicó el Plan de Respuesta a Emergencias de Pemex y se procedió al desalojo de aproximadamente 300 trabajadores que fueron trasladados a otras plataformas de la zona", indicó la compañía petrolera en un comunicado.

También te puede interesar este artículo: Descubren la galaxia más lejana conocida

Las organizaciones ambientales no tardaron en manifestarse. Greenpeace aseguró que este tipo de explotación petrolera es sumamente riesgoso, ineficiente y que sigue poniendo aMéxico en el rumbo de un futuro con más emisiones de gases de efecto invernadero y reiteró su preocupación ante el riesgo que significa realizar perforaciones en el Ártico, luego que Estados Unidos diera luz verde para estas operaciones.

 

A:I