Llevan años en peligros de extinción pero, por primera vez en un siglo, su número acaba de aumentar.

Los conservacionistas del World Wildlife Found (WWF) calculan que en 1916 existían unos 100.000 tigres en libertad.

Pero su número disminuyó dramáticamente con el paso de los años: en 2010, tan sólo quedaban 3.200.

Sin embargo, los últimos datos muestran que en 2016 había cerca de 700 tigres más, sumando un total de 3.890 en su último censo global.

"Por qué viví con dos tigres en la sala de mi casa"

Población de tigres salvajes
en los últimos 100 años
100.000
tigres en el año 1916
3.200
en 2010
3.890 en 2016

"Más importante que el número total es la tendencia, y hemos observado que va en la dirección correcta", explicó Ginette Hemley, vicepresidenta de conservación silvestre de WWF.

¿A qué se debió este cambio? ¿Ganaron la batalla los conservacionistas?

Más presas, menos caza

"Los tigres son felinos y se reproducen bien si cuentan con el suficiente espacio y presas disponibles, y si los protegemos de la caza furtiva", le contó a la BBC Heather Sohl, asesora sobre especies en peligro de extinción del WWF.

"Bajo esas circunstancias, el número de tigres puede aumentar, y hemos observado eso en países como Rusia, India, Nepal o Bután", agregó Sohl.

Aumenta 63% la población de tigres de Bengala, dice Nepal

En Indonesia, sin embargo, las cifras indican que la población de tigres disminuyó en los últimos años, ya que los bosques están siendo destruidos para alimentar la demanda mundial de aceite de palma, pulpa y papel.

Otra de las causas, aseguran los ecologistas, son los efectos del cambio climático, que amenaza las selvas en donde viven los tigres.

Tigres de Sumatra en peligro por la tala de bosques en Indonesia

Por otro lado, Camboya está considerando reintroducir la especie en su ecosistema, después de haber sido recientemente declarada "funcionalmente extinta".

La mayor población de tigres está en India; en este país viven más de la mitad de todos los tigres del mundo (2.226, según el último recuento).

También te puede interesar este artículo: Argentina: Ya son 30 mil los animales afectados por las cenizas en Neuquén

Su número, según los expertos, aumentó debido a un mejor manejo forestal y al traslado de poblaciones humanas fuera del hábitat natural de los tigres.
Aunque esta última medida no está exenta de polémica.

Lucha por el espacio

Y es que la lucha por el espacio entre humanos y animales salvajes ha causado varios enfrentamientos en India en los últimos años, no sólo con tigres, sino también con otros animales, como elefantes y leopardos.

Los hombres que sobrevivieron enfrentamientos con tigres salvajes
India es, de hecho, el segundo país con más habitantes del mundo (después de China) y su población aumenta en torno al 1,2% cada año.

Esto hace que se incrementen también las zonas urbanas, limitando los hábitats naturales del tigre y otros animales salvajes del país, lo cual hace que algunos de estos animales se adentren en las ciudades, desorientados.

Según WWF, los tigres perdieron, en total, el 93% de su hábitat original.
"Su hábitat ha sido destruido, degradado y fragmentado por las actividades humanas", explican los ecologistas.

"Humanos y tigres cada vez compiten más por el espacio. El conflicto amenaza a los tigres que quedan en el mundo y plantea un problema importante para las comunidades que viven en (o cerca de) las selvas donde viven los tigres", advierte WWF.

Amenaza latente

Los expertos temen que la disminución del control medioambiental por parte del gobierno indio pueda poner a estos animales en peligro.

"Las últimas cifras muestran que podemos salvar las especies y sus hábitats cuando los gobiernos, las comunidades locales y los conservacionistas hacen un esfuerzo conjunto", dijo Marco Lambertini, director general internacional de WWF.

Los tigres que se volvieron nocturnos para evitar a los seres humanos

Precisamente en los próxmos días —del 12 al 14 de abril— Nueva Delhi, India, será sede de una conferencia internacional para la conservación de los tigres en Asia, en la que estarán presentes ministros de 13 países.

Y uno de los objetivos es duplicar la población global de tigres para el año 2022.
Sin embargo, la caza furtiva continúa siendo una gran amenaza para la supervivencia de la especie, y también la caza por parte de los locales, preocupados por su propia seguridad.

Además, el comercio en parques de animales para la llamada "medicina tradicional" mueve millones de dólares en el mundo.

Puede que esta sea la primera vez en la historia que el número de tigres ha aumentado, pero la amenaza sobre estos cotizados felinos salvajes continúa presente.

A. P.