La gente tiende a burlarse de las personas que se hablan a sí mismos, y en muchas ocasiones son señalados como raros o locos, pero ahora científicos afirman que ese no es el caso.

En un estudio publicado en el Quarterly Journal of Experimental Psychology, Gary Lupyan y Daniel Swigley, ambos psicólogos, aseguran que hablar con uno mismo es beneficioso.

En su experimento, los investigadores  le dieron a 20 personas el nombre de un objeto y se les pidió que lo encontraran en un supermercado. Durante el primer ensayo, los participantes estaban obligados a guardar silencio. En el segundo, se les dijo que repitieran el nombre del objeto hasta que lo encontraran. Naturalmente, los sujetos no obligados al silencio encontraron los artículos antes de lo que los obligados al silencio.

Pero no siempre es así de simple.

"Las declaraciones a ti mismo no siempre son  útiles", explica  Lupya. "Si no se sabe muy bien el aspecto de un objeto, decir  su nombre podría no tener ningún efecto o de hecho  reducir la velocidad. Si, por el contrario, sabes que los plátanos son amarillos y tienen una forma particular, al decir de plátano, estás  activando estas propiedades visuales en el cerebro que te ayudarán a encontrarlos”.

También te puede interesar este artículo: En busca del origen de la risa

Básicamente, no se puede dar sentido a algo sin saber qué es lo que estás tratando.

Otro estudio encontró que "el habla auto dirigida puede ayudar en el comportamiento  de los niños, además, se encuentran que los niños pequeños podrían estar más centrados  en sus tareas si se hablan a sí mismos.

Así que tal vez todos los "locos" por ahí que se tmlhablan a ellos mismos, en realidad son más autosuficientes.

A: P