El pequeño, de nacionalidad finlandesa, se acaba de convertir en el beneficiario más joven del programa de recompensas creado por Facebook en 2011. ¿Lo curioso? Todo lo que sabe sobre códigos lo aprendió en tutoriales de YouTube.

Un niño detectó un problema en el sistema de comentarios de Instagram. Foto: Getty Images

Pequeño genio

“Hubiera podido eliminar los comentarios hasta de Justin Bieber", aseguró Jani. Este niño hacker, cuya identidad fue reservada por los padres, con solo 10 años acaba de “quitarle” 10 mil dólares a la compañía de Mark Zuckerberg. Claro, por un trabajo que lo vale: detectó y alertó a la empresa sobre una falla en su sistema de mensajes en la red social de fotografías.

En resumen, lo que descubrió este pequeño genio fue que existía una falla de código que posibilitaba que cualquiera pudiera borrar un comentario en Instagram. “Lo que hice fue probar si podía tolerar códigos maliciosos", explicó el menor al periódico finlandés Iltalehti. Acto seguido, el niño le envió un correo a Instagram alertando a la empresa sobre la situación. Unos días después, tras someter la falla a pruebas, se verificó la autenticidad y el cheque se envió.

No es la primera vez que Facebook paga a alguien por haber encontrado un error en el sistema. Foto: Josh Edelson/Getty Images

Una bicicleta y un balón

También te puede interesar este artículo: Nueva teoría sobre la conciencia señala que esta es pasiva, y no activa

De acuerdo al padre, Jani y su hermano gemelo han encontrado fallas en otros sitios anteriormente, pero nunca habían sido tan significativas como para lograr obtener un pago. Sin embargo, esta vez tuvo mayor suerte.

Incluso, los 10 mil dólares que recibió el joven talento de la informática es, por lo menos, cinco veces superior al promedio de lo que le ha otorgado Zuckerberg a otros hackers desde 2011, cuando creó este programa de recompensas. La iniciativa surgió hace unos años para que anónimos que son expertos dediquen su tiempo en detectar diferentes tipos de vulnerabilidad en el código de la compañía. Y, según informa la BBC, el ‘Bug Bounty Programs’ de Facebook ya ha desembolado 4,3 millones de dólares a unas 800 personas.  

Por su lado, Jani planea usar el dinero para comprar una bicicleta, un balón de fútbol y computadoras nuevas para él y su hermano, con quien comparte su pasión por la seguridad informática.

Y tú, ¿qué opinas sobre esta historia? ¿Consideras a los hackers criminales informáticos o los Robin Hood contemporáneos? Escríbenos a nuestra cuenta de Twitter

A: P