Brutus perdió sus patas producto del frío que congeló sus extremidades. Una joven de Colorado lo rescató y ayudó en su tratamiento durante dos años.

 Brutus es el nombre de un rottweiler de dos años cuyas cuatro patas fueron amputadas producto del frío que congeló sus extremidades cuando solo era un cachorro.

Luego de la amputación fue rescatado por Aquilina, una joven de Colorado en Estados Unidos, quien decidió ayudar al animal y llevarlo a la fundación de ortopedia veterinaria OrthoPets Denver, que provee de prótesis a 250 animales anualmente.

A pesar de no contar con sus patas, Brutus aún podía movilizarse por algunas superficies con algo de dificultad. Sin embargo, no lo podía hacer en el concreto.

También te puede interesar este artículo: Panaderías para perros.

Pero hoy la situación cambió debido a las nuevas prótesis que recibió hace cinco meses y que le permiten jugar en todas partes.

"Cuando lo sacas a pasear sin sus prótesis, él sabe que no puede caminar en ciertas superficies. Cuando se las pones, despega. Incluso intenta cazar ardillas con ellas. Ellas le dan la habilidad de ser un perro, así que pienso que es feliz siendo capaz de hacer más cosas con las prótesis puestas", aseguró su dueña a ABC News.

 

A: N