Según un estudio titulado “Future Work Skills 2020” (Competencias Laborales Futuras 2020) realizado por la Universidad de Phoenix , existen factores detonantes que modificarán la realidad laboral por lo que se necesitaran otras habilidades laborales en los próximos diez años.

Factores, tales como:

· Longevidad extrema.

· Aparición de sistemas y máquinas inteligentes.

· Incremento masivo de sensores y poder de procesamiento que convertirán al mundo en un sistema programable.

· Nuevas herramientas de comunicación que requerirán de nuevos procesos de alfabetización más allá del texto.

· Nuevas tecnologías sociales que conducirán a nuevos medios de producción y creación de valor.

· Un mundo conectado globalmente.

Harán que los profesionales del futuro se vean obligados a adquirir destrezas y habilidades para adaptarse al nuevo mercado laboral, necesitarán demostrar previsión para navegar en un ambiente de cambios vertiginosos y deberán agregar valor por encima de lo que ofrecerán las máquinas y las nuevas tecnologías.

Estas competencias según la Universidad de Phoenix , son:

1. Creación de sentido: La creación de sentido (sensemaking, en inglés) refiere a la acción de adjudicar sentido a nuestras propias experiencias y desarrollar estrategias de negocios partiendo de esa base. Se destaca por el hecho de ser una habilidad exclusiva de los seres humanos, ya que exige un nivel de análisis que la inteligencia artificial no es capaz de alcanzar.

2. Inteligencia social: Destreza para conectarse con otros en forma directa y profunda, para pensar y estimular reacciones e interacciones deseadas. Las personas consideradas socialmente inteligentes son aquellas que logran intuir qué sienten los demás, qué motiva sus comportamientos y cuáles son sus expectativas.

También te puede interesar este artículo: Elabora un jabón casero para pieles grasas

3. Pensamiento adaptativo: Consiste en tener un tipo de pensamiento que permita llegar a soluciones más allá de lo rutinario.

4. Competencia transcultural: Habilidad para operar en diferentes ambientes culturales, como por ejemplo otra ciudad o país, o interactuar con colegas de distintas edades, nacionalidades o religiones.

5. Pensamiento computacional: consiste en la manipulación y la organización de grandes cantidades de información en formato digital (fenómeno conocido por el nombre de Big Data)  y además traducirlos en conceptos abstractos y entender el razonamiento basado en datos.

6. Alfabetización en los nuevos medios: Habilidad para crear contenido en las nuevas formas de medios así como su despliegue para una comunicación persuasiva.

7. Interdisciplina: Los trabajadores de próxima década también tendrán que adquirir habilidades transversales (T – shaped skills, en inglés), lo cual significa que, además de poseer conocimientos profundos de al menos un campo profesional, deberían comprender las cuestiones básicas de aquellas disciplinas en las que no son expertos.

8. Mentalidad diseñadora: Destreza para representar y desarrollar tareas así como procesos de trabajo para obtener resultados deseados.

9. Administración de la carga cognoscitiva: Competencia para discriminar y filtrar información por orden de importancia, así como maximizar la función cognoscitiva usando una variedad de técnicas y herramientas. Un mundo rico en datos procedentes de distintos canales supone una sobrecarga de conocimiento. Las organizaciones y los trabajadores solo podrán sacar ventaja de esa afluencia masiva de datos si son capaces de filtrarla con eficacia y centrarse en lo realmente importante.

10. Colaboración virtual: Habilidad para trabajar con metodologías de trabajo remotas y desarrollar estrategias para la motivar a los miembros de su equipo, quienes seguramente no compartan el mismo espacio físico a la hora de trabajar.

Esta investigación tiene implicancias para las personas que deberán reevaluar continuamente las habilidades que necesitan, así como buscar los recursos adecuados para desarrollarlas, pero también impacta en las Empresas e Instituciones Educativas ya que estas deberán adaptar sus estrategias de inserción laboral y de capacitación para responder a las necesidades futuras.

A: P