¿Te gusta hacer manualidades? ¿Eres bueno con las reparaciones? Puedes ser un emprendedor de bajo costo.

Si eres como millones de mexicanos, seguramente sueñas con tener tu propio negocio. Por supuesto, hay miles de obstáculos que pueden evitar que realmente te conviertas en emprendedor. Puede que te falte motivación o no tienes una idea sólida (todavía). 

Pero la mayoría de las personas se limitan cuando se dan cuenta de que arrancar un negocio implica inyectar dinero –- dinero que no tienen. 

Sin embargo, hay opciones como préstamos, levantamiento de capital, crowdfunding, etcétera que sirven para que el efectivo no sea un impedimento. Además, hay cierto tipo de negocios que puedes arrancar con muy poco dinero. 

¿Qué se necesita para arrancar un negocio? 
El primer paso es explorar que es lo que se necesita para empezar formalmente un negocio y cuales de esos elementos cuestan dinero. 

  • Planeación: debes desarrollar un plan de negocios y un modelo financiero, pero puedes hacerlo tu mismo de manera gratuita. 
  • Licencias de negocio: Dependiendo de tu país y el modelo de negocio que quieras emprender, deberás llenar ciertos permisos. Seguramente cuestan menos de lo que crees y en México incluso hay un modelo para poner una empresa en un solo día. 
  •  Un dominio: Debes invertir en el nombre de tu marca, algo que puedes hacer tu mismo en tus primeras etapas. Muchas veces un dominio bueno es lo único que necesitas ara empezar y puedes comprarlos por precios tan baratos como $1000 pesos. Checa GoDaddy para ver las ofertas. 
  • Un sitio web: Hay cientos de herramientas que te permitirán hacer tu propio sitio web de manera gratuita. Usa plataformas que te permitan crecer como WordPress. 
  • Marketing: Aunque el mercadeo suene caro, hay tácticas que puedes poner en práctica invirtiendo solo tu tiempo. El marketing de social media, el SEO y el content marketing son así. Revisa este grandioso texto The Definitive Guide to Marketing Your Business Online.
  • Equipo: Oficinas, computadoras y demás activos tangibles pueden ser muy caros, pero no todos los negocios los necesitan. 
  • Productos: Finalmente, todos los negocios necesitan vender algo, lo que significa invertir. Sin embargo, muchos servicios pueden ser producidos solo invirtiendo tiempo. 

Tipos de negocios con los cuales empezar
 Bueno, ya identifiqué cuáles son las partes de mi negocio que requerirán inversión. ¿Cuáles son los modelos menos exigentes en estas áreas? 

1. Creaciones personales
Primero que nada, hay creaciones personales como artesanías y manualidades. Por ejemplo, si eres pinto, puedes vender tus obras con poca inversión y tiempo. Plataformas como Etsy, eBay y Amazon pueden ayudar a los creadores a ganar dinero con su trabajo. 

2. Servicios desde casa
Se trata de bienes no tangibles como cuidado de niños, paseo de perros, arreglos domésticos, etcétera. Puedes hacerlo sin un “cuartel general” y en tu localidad. 

3. Servicios de reparación o basados en habilidades
si tienes una habilidad específica, podrías tener un negocio con poco dinero. Por ejemplo, si se te da instalar muebles, puedes ayudar a aquellas personas que no saben hacerlo. 

Justo como en el punto anterior, este tipo de trabajos no requieren que tengas un local físico y no te exigen inversiones de frente, excepto tal vez herramientas. 

También te puede interesar este artículo: El futuro teclado del móvil es tu piel

4. Consultoría 
Muchos emprendedores se lanzan a poner su propio negocio luego de acumular varios años de experiencia en un campo. Piensa en la industria en la que estás y todo lo que has aprendido con el tiempo. Los profesionales que van arrancando o las startups pueden pagar por tu expertise. La consultoría es un servicio que solo requiere tiempo, pero es muy apreciado como oportunidad de carrera. 

5. Reventas
La idea es simple: compras productos y se los vendes a otras personas.  Puedes vender al menudeo o al por mayor. Al menudeo puedes tener una relación directa con el proveedor y te requerirá muy poco dinero para empezar. Al por mayor necesitará un poco más de inversión, pero tendrás mayor control de lo que vendes. 

6. Microemprendimientos
Por supuesto, puedes empezar con un negocio miniatura a través de la economía colaborativa. Puedes rentar tu tiempo y tu auto a servicios como Uber o incluso tu casa a plataformas como Airbnb. Hay servicios similares que te pueden ayudar a aprovechar lo que ya tienes. 

Una vez que arranques tu negocio y empieces a reportar ganancias, podrás pensar en una idea más robusta e incluso reinvertir tu dinero para hacer crecer tu empresa. Puedes empezar a emprender con casi nada de dinero. Solo necesitas saber qué tipos de modelos de negocios funcionan mejor así. 

m.c