Si haces un poco de limpieza en tu casa seguro que encuentras gadgets, prendas y demás cosas que no usas, que están en buen estado y que podrías poner a la venta. ¿Por qué no lo haces?

Quizás porque en el pasado lo intentaste y no hubo forma de encontrar a un vendedor o porque al final tuviste que malvenderlo todo.

Cierto que mucha gente está en crisis y no está para gastar mucho dinero, pero tan cierto como esto es que a veces no aplicamos buenas estrategias de vendedor cuando queremos deshacernos de algo que no usamos.

En Internet he encontrado muchos artículos sobre cómo vender de forma profesional, orientados a comercios, pero apenas hay información sobre cómo vender entre particulares a Internet. Así pues hoy te dejo con los 6 consejos que aplico cuando quiero vender mis cosas por Internet… ¡Espero que te sirvan!

1.- Juega con el precio

Cuando se trata de poner precio a lo que quieres vender hay que ser un auténtico estratega. No seas un “carero” e intentes colar algo de segunda mano a precio de artículo nuevo. Pero tampoco malvendas tu producto, sobre todo cuando hay otros vendedores que lo están vendiendo más caro.

Antes de poner algo a la venta revisa qué precios tiene nuevo y en otras webs donde se venda de segunda mano. Pon un precio competitivo, ni el más alto ni el más bajo, y plantéate siempre que estás dispuesto a bajarlo un poco.

No te cierres a las negociaciones si un comprador se interesa por tu productos. No se trata de malvender, pero sí de sacarte el artículo de encima aunque saques un poco menos beneficio de lo esperado.

Otra buena táctica para vender mejor es no esconder el precio real del artículo. En la descripción de lo que vendes pon el precio real del artículo en tiendas para que el comprador vea lo que se ahorra comprándote a ti un artículo que está casi nuevo.

2.- Plantéate el envío gratis

Con servicios como Amazon, Aliexpress y otras páginas de venta, la gente se ha acostumbrado a los envíos gratis, por lo que les da mucha pereza pagar un extra por el envío, aunque sean 3 míseros euros.

Si vendes a distancia plantéate incluir el envío en el precio. Aunque dejes el artículo un poco más caro el hecho de poner “envío gratis” o “envío incluido” hará que muchos vendedores se animen.

Otra opción, si has puesto varias cosas a la venta, es ofrece envío gratis si una persona se queda más de un producto (y obviamente cobrar el envío una única vez).

3.- Cuida al máximo las imágenes, ¡pero también el texto!

Cuando te dispones a vender algo en una plataforma es muy importante la ficha de venta. Haz buenas fotos de tus productos, asegurándote que tienes una buena iluminación y que lo que vendes se ve en buenas condiciones (por ejemplo, si vendes ropa que esté lavada y planchada, ¡por favor!, y si vendes un móvil quítale antes las huellas dactilares… ¡no seas guarrete!). Hoy en día, con un smartphone, no hace falta tener una gran cámara para hacer buenas fotos.

Una opción, además, es poner fotos oficiales del producto, aunque no dejes de poner fotos reales para que el vendedor sepa que lo tienes; lo suyo es combinar.

Tan importante como unas buenas fotos es un buen texto. Además de cuidar la ortografía, cosa obvia, procura ser breve pero dar toda la información básica que el comprador pueda necesitar: características, talla en el caso de ropa, modelo del producto/gadget y toda aquella información pertinente.

También te puede interesar este artículo: Unas 12 horas diarias, el horario laboral de Mark Zuckerberg

Además, para vender mejor, vende tu artículo como se merece. Si es algo nuevo remárcalo bien, y si es de segunda mano pero está en buen estado siempre puedes poner “como nuevo”, “usado muy pocas veces”, etc. Además, si hablamos de un objeto que aún esté en garantía (sobre todo referente a electrónica) acláralo en la descripción y di que adjuntas la factura (en serio, guarda siempre las facturas, no sabes cuándo las puedes necesitar).

Obviamente, si el objeto tiene algún pequeño defecto debes decirlo, pero no te revuelques en la miseria. Caso real: recuerdo que una vez en un grupo de venta en Facebook leí algo como “me vendo este bolso de la marca XXX, que está hecho polvo del uso, pero aún puede servir”. ¿En serio crees que alguien querrá comprar un bolso “hecho polvo”, por muy de marca y muy barato que sea? Si algo tiene su uso siempre puedes poner “usado pero sigue en buen estado” o que “quedará perfecto con unos pequeños arreglos”, así como adjuntar una foto con el defecto o la tara. Y bueno, si realmente lo que vendes está tan hecho polvo quizás será más útil en el cubo de la basura que en casa de un pobre incauto.

4.- Sé servicial y amable, aunque creas que pierdes tiempo

Esto parece una obviedad, ¡pero es que me he encontrado con vendedores realmente bordes! Cuando vendes por Internet tienes que hacerte a la idea que los posibles compradores te preguntarán detalles del artículo. Sé siempre servicial en ese sentido y responde todas sus preguntas con amabilidad.

También ocurre que algunas veces alguien se interesa por un artículo, te comenta o te envía un privado (por ejemplo, en Wallapop) y luego nunca más se supo. Insiste al comprador, a veces por dejadez o despiste se olvidan del tema, no es que se hayan dejado de interesar por el artículo.

Evidentemente no insistas hasta el infinito, hay gente muy maleducada que simplemente ya no le interesa comprarte algo y no se digna a responder… Pero esos casos son los que menos, la mayoría de veces no te han contestado por puro despiste.

Si estás vendiendo a alguien de tu ciudad y te dice de quedar, facilítaselo, y si dice de ver o probarse el artículo antes de comprarlo dile que sí. Cuanto más amable seas más posibilidad tendrás de que te compre lo que vendes, además de que te dejará mejor puntuación si vendéis a través de una app (Wallapop, eBay, etc).

5.- Habla como un vendedor profesional

Una cosa es servicial, y la otra tratar a tu posible comprador como si fuese tu amigo del alma. Así, cuando vendas, usa estrategias de vendedor profesional. Si tu posible comprador tiene dudas sobre un artículo dile que tienes más personas interesadas y que no se lo piense mucho (puede ser verdad o no, pero la persona nunca lo sabrá).

Además, si duda, es el momento de negociar (ver punto 1). Ofrécele una rebaja y dile que le regalas algo (por ejemplo, si vendes un móvil o una cámara dile que le regalas la funda, aunque la pensases vender igualmente). Si vendes a distancia, cuando hagas el paquete, pon al comprador una nota de agradecimiento. Mi madre siempre dice que hemos de ser agradecidos y tiene toda la razón… ¡Nunca sabes cuándo volverás a contactar con esa persona!

6.- Busca la plataforma adecuada para lo que vendas

En Internet hay muchas formas de vender, algunas totalmente gratuitas y otras con tasas. Lo bueno de las segundas (como eBay) es que te aseguran que tu artículo lo vea más gente, pero no siempre es necesario optar por ellas.

Por ejemplo, si vendes cosas muy específicas no vayas a webs generalistas como eBay o Wallapop (disponible en iOS y Android). Escanea Facebook en busca de grupos de compra-venta de lo que tengas. Allí el público es más específico y busca un determinado tipo de artículos.

Por ejemplo, a menudo vendo ropa que ya no uso. Mi estilo es muy peculiar y me cuesta que guste en Wallapop e incluso en Chicfy (servicio solo para vender ropa). En cambio en grupos de Facebook de ropa alternativa me contactan muchas más personas interesas en poco tiempo, pues la gente ya va predispuesta a comprar esta clase de cosas. Aplica esto a cualquier cosa que vendas, te sorprenderás de la de grupos de compra-venta específica que hay para tu zona.

m.c