¿Alguna vez has escuchado el término “mercadotecnia en medios sociales”? Quizás te suene raro o incluso pienses que es una nueva tendencia de moda, pero sin embargo simplemente es otra manera de darle nombre al Social Media Marketing.


Puede que también te preguntes qué es eso del Social Media Marketing, cómo puede beneficiar a tu empresa y cómo implementarlo. Si es así, en este artículo te voy a contar con detalle cada uno de esos puntos para que puedas comenzar a aplicarlo en tu negocio.

Qué es el Social Media Marketing?

El Social Media Marketing, mercadotecnia en redes sociales o marketing de medios sociales es una estrategia que combina diferentes estrategias para difundir una empresa en blogs, revistas, portales web, foros, agregadores de contenidos, SEO, SEM y redes sociales.

El objetivo principal de esta estrategia es posicionar la marca en el mundo social e incrementar la visibilidad de esta. No se pretende estar en Twitter y Facebook por estar ni tener un blog o escribir artículos para otros sin ningún sentido. Esta estrategia tiene sentido y cobra importancia cuando los objetivos están bien definidos.

Por ejemplo, hay miles de empresas que están en Facebook y ni siquiera saben por qué. Comparten contenido por compartir, ni tan siquiera aumentan su base de fans y se estancan en perder tiempo en un medio en el que ni tienen rumbo ni saben cómo manejar.

Sin embargo, hay otras empresas que si lo tienen muy claro. Derivan contenido hacia sus productos, hacia su blog, utilizan Facebook Ads para distribuir Lead Magnets en públicos segmentados e incluso venden sus productos directamente con la publicidad. Esto sí es tener clara tu estrategia.

Cómo puede beneficiar a una empresa la mercadotecnia en redes sociales?

Con el SMM (Social Media Marketing) se puede llegar a cualquier punto del planeta. Un blog, un foro o una red social te conectan con todo tu país e incluso con la otra punta del mundo. ¿No te parece que es un motivo más que suficiente como para utilizar el SMM para aumentar la notoriedad de tu marca?

Y no solo eso, sino que también puede ayudarte a vender tus productos, hacer de servicio al cliente o promocionar un blog de empresa que convierta posteriormente a los usuarios en clientes. ¿Cuántas empresas has visto que ya tienen abierto un Twitter de servicio al cliente? Muchísimas. Es un gran canal para esta función y denota transparencia y libertad de expresión.

También te puede interesar este artículo: 5 estrategias que aumentan el ciclo de vida de tus clientes

Un buen ejemplo de una marca que supo hacer Social Media Marketing es Hawkers Co. Sabían que el público objetivo de las gafas de sol que vendían estaba en Facebook, por lo que invirtieron todos sus esfuerzos en Facebook Ads. ¿Sabes que consiguieron? Tras invertir durante 6 meses, generaron 550.000 fans en la página y más de 25.000 pedidos a través de Facebook. ¿No está mal no?

Cómo iniciar tu propia estrategia de Social Media Marketing?

Este apartado me podría ocupar 10 artículos y daría para hacer más de un eBook. Por suerte, en InboundCycle ya tenemos un artículo que detalla paso a paso cómo llevarla a cabo y que te recomiendo leer sí o sí.

Además de referenciarte a ese artículo, te voy a dar 5 consejos para llevar a cabo esta estrategia sin morir en el intento:

Establece objetivos claros y concisos: no vayas a lo loco. Ponte objetivos que sean medibles y puedas conseguir. Sigue la metodología SMART.

Utiliza los canales justos y necesarios: es mejor centrar todos tus esfuerzos en un blog y una red social que dispersarte por 7 redes sociales, un blog y un foro. Céntrate, descubre dónde está tu público objetivo y ve a por él en su terreno.

No dejes que esta estrategia la gestione cualquiera: si en tu empresa no hay ningún experto en Social Media Marketing, no dejes que la estrategia la haga un primo, hermano o amigo que sabe usar las redes sociales. Déjala en manos de alguna persona experta o una empresa que sepa llevar a cabo todas tus ideas.

Analiza todo lo que hayas hecho: mide, mide y vuelve a medir. En SMM, sobre todo si gastas presupuesto en publicidad, hay que estar midiendo constantemente para saber qué seguir haciendo y qué dejar atrás. Elige tus métricas y contrólalas para poder mejorar.

Pivota, pivota y pivota: si tu estrategia inicial no funciona, no te deprimas. Al igual que hace una startup cuando su idea de negocio no es válida, solo tienes que pivotar. Cambia por aquí, cambia por allá, establece otros objetivos más acordes, utiliza la analítica para ver nuevas oportunidades y no te quedes estancado nunca.