Seguro que te has planteado alguna vez esta pregunta y nosotros queremos proporcionarte una respuesta adecuada a través de este artículo. Hay muchas buenas razones para estudiar inglés, aquí te vamos a dar unas cuantas pero seguro que se te ocurren unas cuantas más.

Veamos cuales son los principales motivos para estudiar inglés:

 

Es esencial para trabajar
Sin duda alguna, dominar el inglés es fundamental para tener más posibilidades de encontrar un buen trabajo. Si entre nuestros conocimientos se encuentra el dominio de este importante idioma, se nos considerará candidatos mejor preparados y accederemos más fácilmente a puestos de más relevancia dentro de cualquier empresa. El incremento de nuestras oportunidades laborales es espectacular en el momento que dominamos un idioma de la importancia del inglés, puesto que tendremos acceso a todo tipo de empresas multinacionales o aquellas que se mueven en entornos internacionales, en los que los trabajadores son de distinta nacionalidad y el idioma inglés es el elegido para comunicarse los unos con los otros. Esto también incluye los organismos gubernamentales y las administraciones del estado, concediéndonos una parte importante de nuestros méritos en cualquier proceso de selección del tipo concurso-oposición. No importa en qué sector te muevas, en general, el inglés siempre te aporta ventajas con respecto a otros candidatos que no dominan este idioma, proporcionándote un mayor número de posibilidades de promoción interna dentro de cualquier empresa, así como a la hora de tener acceso a mejores puestos de trabajo.

Es el idioma más universal
Hablar del inglés es hablar del idioma universal por antonomasia, el idioma más empleado a la hora de realizar comunicaciones internacionales, sobre todo en el importante mundo de las transacciones comerciales y las finanzas. Hablamos de la lengua oficial de numerosos países, entidades gubernamentales y organismos internacionales tales como las Naciones Unidas (ONU), la Unesco o la Unión Europea, entre otros. La realidad es que la lengua inglesa es ampliamente hablada en numerosos puntos del planeta. Las razones son principalmente históricas y políticas, se remontan a la importancia que ha tenido el Imperio Anglosajón a lo largo de la historia más reciente, en la cual, con cada conquista, con cada acuerdo, se iba extendiendo el idioma de Shakespeare por todos los continentes. La irrupción de los Estados Unidos como principal potencia mundial, hoy en día, ha terminado de consolidar el inglés como idioma universal, aquel que nos permite superar más fronteras y barreras lingüísticas.

Acceder a una mejor educación e información
Si dominamos la lengua inglesa tendremos acceso a una educación más completa y podremos consultar una mayor cantidad de información que si nos limitamos a dominar únicamente nuestro idioma natal. Para empezar, podríamos ingresar en cualquier universidad o centro formativo de dentro y fuera de nuestro país, sin que el idioma sea un impedimento. Tendremos acceso a una mayor cantidad de libros, publicaciones e información en general que se publica masivamente en este idioma universal. Con el inglés podremos conocer toda la información más actual y hacerlo de una manera más completa, hablamos de las investigaciones más recientes, de artículos científicos o divulgativos, toda clase de publicaciones de tipo académico, tecnológico o científico que se escriben mayoritariamente en inglés. Por no hablar de que más de la mitad de los sitios web que pueblan la Red están escritos en este mismo idioma.

Es el idioma más aprendido
Curiosamente, el idioma español es el segundo idioma más hablado en todo el mundo, en cuanto a número de hablantes nativos se refiere, sólo superado por el idioma chino. De aquí, podríamos deducir que no merece la pena aprender inglés ya que conocemos un idioma que es más hablado por personas “nativas” de todo el mundo. Nada más lejos de la realidad, puesto que el inglés es el idioma más aprendido como segunda lengua, lo que hace que a la larga haya mucha más gente que habla inglés con respecto a la población que habla el resto de idiomas masivos (incluido el chino y el español). Se estima que hay cerca de 400 millones de nativos de habla anglosajona y una cantidad similar de personas que lo aprenden como segunda lengua en todo el mundo, superando en conjunto a cualquiera de los idiomas a los cuales hemos hecho referencia antes. Por si fuera poco, la mayoría de los idiomas actuales contienen una gran cantidad de anglicismos que utilizamos a diario sin ni siquiera ser conscientes de ellos. Por tanto, en cierto sentido, si aprendemos la lengua inglesa entenderemos mejor nuestro propio idioma.

 Aprender nuevas culturas
Acceder a nuevas culturas siempre es una manera eficaz de seguir aprendiendo y creciendo como personas. En ese sentido, aprender inglés es fundamental para acceder a estas nuevas culturas, para aproximarnos a nuevos estilos de vida, a pensamientos muy diferentes a los nuestros. Con este idioma universal podremos entablar relaciones con gente de todo el mundo, hacer nuevos amigos en cualquier lugar, conocer interesantes personas que tienen mucho que enseñarnos y de cuyas costumbres podemos aprender largo y tendido. Comparar nuestra cultura con otras, nos abre la posibilidad de descubrir nuevos aspectos de nuestra personalidad que hasta ahora desconocíamos, recapacitar sobre nuestra forma de ver la vida y en general, mejorar como seres humanos.

También te puede interesar este artículo: Millonario chino adquiere una obra de Picasso por 29,9 millones de dólares

Es fundamental para viajar
Si te encanta viajar alrededor del mundo, no hay mejor manera de invertir tu tiempo y dinero que en aprender y dominar el inglés. En el momento en el que domines este idioma, podrás viajar por todo el mundo sin miedo a que no te entiendan o a no poderte comunicar con los demás de una manera efectiva. Viajar es siempre una experiencia enriquecedora, cuanto más se viaja más se aprende y si consigues dominar el inglés podrás viajar a cualquier rincón de la tierra, puesto que este idioma se habla en todos los continentes y siempre encontrarás alguien con quien puedas comunicarte en caso de necesidad. No hay nada más estresante que una situación tensa por no poder comunicarte bien con alguien cuando sales al extranjero, así que con el inglés podrás superar la barrera de los idiomas y disfrutar de cualquier viaje plenamente. Para empezar, es el lenguaje de oficial de un montón de países de todo el mundo (Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Malta, así como varios países asiáticos, africanos y de Centroamérica). Sólo con visitar dichos países tendríamos entretenimiento para rato pero al ser un idioma internacional también podríamos viajar a muchos otros países sin problema alguno para comunicarnos.

 Motivación personal
Hay pocas cosas más gratificantes que aprender y dominar un nuevo idioma y, en el caso del inglés, no es tan complicado conseguir este objetivo. El inglés es uno de los idiomas más accesible que existe, más si tienes la motivación adecuada y le dedicas el suficiente tiempo. La sensación de euforia que siente uno al dominar este idioma es algo inenarrable, no tiene precio. Obviamente, no vas a conseguir este objetivo en dos días pero, poco a poco, trabajando correctamente y dando pequeños pasos en la dirección adecuada, te aproximarás cada vez más a tu meta final. Decidir que quieres aprender inglés es el primer paso y una vez tomada esta decisión el resto viene rodado. El proceso de aprendizaje es ilusionante ya que a medida que amplíes tu vocabulario y tus conocimientos de gramática, entenderás mejor a los demás y podrás comunicarte de una manera más fluida, hecho que hará que se incremente tu confianza en ti mismo y que disfrutes cada vez más utilizando el inglés. Aprender un idioma es una de las herramientas de superación personal más potentes a las que puedes acudir, una que te permitirá superar tus miedos y poner a prueba tus límites.

 Disfrutar del arte y literatura
Dominar el idioma inglés te da acceso al amplio abanico de posibilidades que te ofrece la cultura anglosajona en cuestiones artísticas y de entretenimiento en general. Empezando por el particular humor británico del que podrás disfrutar a través de numerosas series y programas de televisión, películas o libros, a los cuales podrás acudir en su versión original, sin necesidad de traducciones ni subtítulos, evitando perderte dobles sentidos, juegos de palabras, metáforas, bromas o chistes ingeniosos que sólo tienen sentido en inglés. La literatura, el cine, el teatro, la música y la cultura en general, adquiere mayor riqueza cuando la disfrutamos en su idioma original, apreciamos todos los matices, todos los detalles que hacen grande a una película o a una obra de teatro, incluyendo los acentos de los personajes, la peculiar voz original de algunos actores que nos perdemos con los doblajes, podrás leerte clásicos de la literatura en su versión original sin miedo a interpretaciones erróneas que a veces cometen los traductores, entenderás las letras de las canciones cantadas en inglés sin necesidad de traducciones externas, comprenderás mejor los argumentos de las películas o los guiones de los espectaculares videojuegos actuales. Tú pones el límite, cuanto más alto sea tu nivel de inglés, más desafíos podrás completar.

Adquirir nuevas habilidades
Al aprender un nuevo idioma mejoramos nuestra capacidad comunicativa en general, no sólo podremos relacionarnos con los demás de una manera más fluida al utilizar ese idioma, sino que incrementaremos nuestra agilidad mental y conseguiremos exponer cualquier idea que queramos transmitir de una manera más clara y ordenada, independientemente del idioma que estemos utilizando. Al obligarnos a dominar un nuevo idioma, las capacidades y habilidades que adquirimos al comunicarnos con un público nativo distinto al nuestro, harán que mejoremos intelectualmente y tengamos mayor capacidad de asimilación y aprendizaje, entendiendo e interiorizando más rápidamente las ideas y respuestas que nos transmiten otros o que percibimos a través de los medios de comunicación (televisión, radio, prensa escrita, internet), la literatura u otro tipo de publicaciones. Está demostrado que aprender una nueva lengua produce una serie de estímulos en el cerebro que incrementan nuestra capacidad de concentración y mejoran otras habilidades relacionadas con distintas áreas del cerebro que son las que nos permiten ser creativos, razonar, resolver problemas, por poner sólo un pequeño ejemplo.

Hacer frente a tus debilidades
El saber inglés te evitará tener que pasar por situaciones embarazosas en las que puedes verte inmerso por no dominar este idioma, por ejemplo, quedar mal en una entrevista de trabajo en la que se dirigen a ti en inglés porque exageraste tu currículum vitae, viajar al extranjero y no poder comprarte algo que te gusta porque no sabes cómo hacerlo y muchas otras. Es hora de hacer frente a tus puntos débiles, el primer paso es admitir que necesitas ayuda con el inglés y acudir a profesionales que te ayuden a mejorar tus habilidades idiomáticas.

Es una excusa para irte de vacaciones
Con la excusa de aprender inglés o de hacer algún tipo de curso de idiomas en el extranjero, puedes pasar unas vacaciones de ensueño. Los viajes al extranjero son la mejor forma de aprender el idioma, se produce la famosa inmersión lingüística en la que conocemos de cerca la cultura y costumbres de las personas nativas que hablan dicho idioma. Es una oportunidad de oro para continuar mejorando nuestro inglés mientras conocemos gente interesante y descubrimos mundo, visitando lugares espectaculares que nunca olvidaremos. No son pocas las personas que, a la hora de recordar sus mejores vacaciones, afirman que viajes al extranjero con motivo de estudios para el aprendizaje de un nuevo idioma, han sido experiencias absolutamente inolvidables.

A:M