Todos adoramos WhatsApp, el servicio de mensajería más popular del planeta. A diario usamos su entretenida plataforma para comunicarnos con nuestros amigos y familiares. Pero la fundación de WhatsApp tiene una admirable historia de lucha y superación, protagonizada por su creador Jan Koum.

Koum nació el 24 de febrero de 1976 en Kiev, Ucrania. Pero debido a los problemas políticos y sociales que había en su país, se mudó a California en 1992 junto a su familia.

Jan recuerda que su madre metió en la maleta cuadernos y libros, para evitar pagar por útiles escolares en Estados Unidos. Se establecieron en Mountain View y gracias a un programa de apoyo social pudieron vivir en un apartamento de dos habitaciones. Para entonces tenía 16 años y el plan era que más adelante su padre se uniera a ellos en Estados Unidos, cosa que nunca ocurrió.

La madre de Jan comenzó a trabajar como niñera y personal de limpieza de una tienda. Cuando Jan tenía 18 años se comenzó a interesar en la programación. “No tuve una computadora hasta los 19 años”, recuerda. Fue autodidacta para aprender sobre computadoras, leyendo manuales y libros. Después se unió a un grupo de hackers llamado “ww00w00” y allí conoció a los fundadores de compañías como Napster, Shawn Fanning y Jordan Ritter.

Esos contactos le permitieron enrolarse en la Universidad de San José y trabajar en el departamento de seguridad de Ernst & Young. Pero Jan estaba más interesado en trabajar que estudiar, así que abandonó la universidad antes de graduarse.

Él fue contratado como ingeniero de Yahoo luego de conocer a Brian Acton y allí trabajó hasta 1997. Ese fue un año duro por la muerte de su padre. Su madre fallecería en el 2000.

En el 2007 decidió tomarse un año sabático y viajar a Suramérica junto a su amigo Brian.

Jan aplicó para trabajar en Facebook pero fue rechazado. Entonces cuando adquirió un iPhone en el 2009, se dio cuenta de que su dispositivo y el App Store se abrirían a un nuevo mundo de apps. Entonces comenzó a conversar con Alex Fishman sobre una posible aplicación y fue así como nació el nombre de WhatsApp.

Una semana después había sido fundada WhatsApp Inc. Eso ocurrió el 24 de febrero del 2009 y la firma tenía su sede en California. Los $400,000 que ahorró mientras trabajaba en Yahoo fueron suficientes para crear la empresa.
Como la app necesitaba un desarrollador para la plataforma iOS, Fishman le presentó a Igor Solomennikov. “Jan me mostró los contactos que tenía en su iPhone y me dijo que sería genial poder tener estados junto a los nombres”, recuerda Fishman.

El propósito de la aplicación era ser un servicio de mensajería móvil que operara bajo suscripción. Ahora sirve para enviar texto, imágenes, vídeos y mensajes de audio.+

También te puede interesar este artículo: Johnny Depp se transforma en terrorífico personaje

La app se hizo extremadamente popular cuando Apple lanzó las notificaciones en junio del 2009. Los estados se convirtieron en una de las características principales de WhatsApp.

Entonces cinco ex empleados de Yahoo se unieron para invertir $250,000 en el startup.

Luego Chris Peiffeer se unió a la compañía para crear la versión para plataforma BlackBerry. Para 2011 WhatsApp ya era el servicio de mensajería más popular del mundo.

Sequoia Capital invirtió $7 millones y para el 2013 la app contaba con 200 millones de usuarios, y solo tenía 50 empleados. Entones Sequoia aportó otros $50 millones  y elevó el valor de la empresa hasta $1,5 mil millones.
En febrero del 2014 Koum decidió vender WhatsApp a Facebook por la suma de $22 mil millones y permaneció en la directiva de la firma. Fue una de las ventas más importantes en el mundo de la tecnología y elevó a Jan al status de multimillonario.

Jan donó $1 millón a la Fundación FreeBSD en noviembre del 2014 y ese mismo año hizo una increíble donación por $556 millones a la fundación de Silicon Valley. Hoy Forbes le estima una fortuna a Koum de $9,1 mil millones. Todavía sigue soltero.
WhatsApp continúa creciendo. En febrero del 2016 WhatsApp logró la hazaña de los 1,000 millones de usuarios. Hace poco Facebook anunció que el servicio de mensajería pasaría a ser totalmente gratuito.

A:M