Diez lecciones de fútbol para tu negocio
La pasión es un elemento fundamental en el terreno de juego y en el mundo de los negocios.

La regla de oro que predomina en el fútbol y en los negocios es que en ninguno existen los términos medios: o se gana o se pierde y se deja todo en la cancha. Si eres un amante del futbol y al mismo tiempo quieres sacar adelante tu negocio, toma nota de estas 10 lecciones para jugar futbol y hacer negocios, basados en el libro Business and the Beautiful Game de Cary L. Cooper y Theo Theobald.

Los primeros 45 minutos

1. Destrezas

Las destrezas son lo más valioso. Para darse cuenta de eso basta con revisar los salarios de los jugadores más importantes del futbol. Lo segundo que esperan los clubes es que los jugadores atraigan semana tras semana aficionados a los estadios, incrementando de manera inmediata las ganancias del equipo.

En el terreno de los negocios, un empleado que desarrolla con éxito su trabajo puede ser capaz de influenciar positivamente a los demás a su alrededor.

2. Ambición

Tanto en el mundo del futbol como en el empresarial, la ambición juega un papel fundamental. La cultura del éxito debe estar bien establecida en la mentalidad de los jugadores y de los empleados, debido a que las ambiciones cambian conforme el paso del tiempo.

3. Pasión

La pasión es un elemento fundamental en el terreno de juego y en el mundo de los negocios, ya que si se aspira a alcanzar grandes metas o triunfos, este elemento se puede convertir en uno de los mejores y más importantes activos.

En el futbol, la pasión se observa cuando los jugadores dan lo mejor de sí mismos para alcanzar el triunfo, al tiempo que los aficionados apoyan al equipo partido tras partido. En las empresas, este elemento se percibe cuando se atraviesa por crisis y se logra superar las dificultades gracias a que empleados apasionados impulsaron a la organización hacia el éxito.

4. Estrés

Los clubes deportivos y las empresas no están exentas de momentos que puedan generar estrés a sus miembros, pero la forma cómo se maneje hará la diferencia entre un buen jugador y un buen ejecutivo con el resto de las personas.

5. Disciplina

La disciplina es uno de los elementos básicos de cualquier organización sea futbolística o empresarial.

La segunda mitad del partido

También te puede interesar este artículo: Sueños a lo grande en la Copa Mundial Femenina de Canadá 2015

En la primera mitad del ‘partido’ se han explicado las habilidades individuales. En la segunda parte tenemos las habilidades grupales, así como la mejor forma para enfrentar a los competidores.

6. El capitán

Cualquier persona que aspire a ser director de una empresa o a establecerse por su propia cuenta debe saber que es fundamental tener experiencia previa como líder de un equipo.

7. Coaching

Para el caso del equipo deportivo, la principal función del entrenador es preparar a los jugadores para que puedan dar lo mejor de sí mismos. En cada partido, el entrenador decide quiénes están mejor preparados y quiénes deberán permanecer en la banca, sin olvidar que en cualquier momento pueden ser necesarios en la cancha.

En el mundo empresarial, los líderes deben potenciar las habilidades de cada integrante de su equipo sin importar cuál sea su origen, edad o situación económica. Deben encontrar el equilibrio adecuado para potenciar el talento de los colaboradores en beneficio de la organización.

8. Gestión

Gestionar personas es una de las tareas más complejas a las que alguien se puede enfrentar, sea en un terreno deportivo o empresarial. El líder de un equipo necesita tener una visión global sobre el negocio y el club de futbol, con el fin que en caso de crisis pueda tomar una decisión acertada y que cumpla con los objetivos marcados por la organización.

9. Selección

La diferencia entre el futbol y una empresa en la selección es en el número de personas involucradas.

Para el caso del futbol, solamente 11 personas pueden participar simultáneamente en la cancha, mientras que en una empresa el número de personas involucradas dependerá de los proyectos a realizar.

10. Competir

Una de las ventajas que poseen los equipos de futbol en comparación con las empresas, es que conocen dónde se encuentran con relación a sus rivales.

Por el contrario, las empresas pueden obtener mejores resultados si concentran su atención en un mercado específico. Una de las formas para medir el lugar que una compañía ocupa en el mercado es a través de un análisis SWOT: fortalezas (strenghts), debilidades (weaknesses), oportunidades (opportunities) y amenazas (threats).

A;M