Existen formas impensadas en que las personas se pueden ganar la vida alrededor del mundo. Algunas aún no se aplican en Perú pero podría animarse a intentarlo. El portal ehowenespanol.com elaboró una lista con los empleos más extraños.

1. Probar nuevos medicamentos
Hacer de conejillos de indias tiene premio. Los nuevos medicamentos, antes de salir al mercado, suelen ser probados por personas que se prestan a comprobar sus efectos secundarios. Por tal actividad se les remunera con generosidad.

2. Tu cuerpo como soporte publicitario
Quizás sea una vía muy desesperada, pero si quieres ganar dinero rápidamente puedes utilizar tu propio cuerpo como soporte publicitario.

3. Vender tus progresos en juegos online
Multitud de jugadores se pasan horas frente a la pantalla para progresar con personajes ficticios en mundos imaginarios. Existen personas dispuestas a pagar por personajes con grandes capacidades que hayan sido desarrollados previamente por su dueño.

Dichas personas compran la cuenta con el personaje ya formado, y se ahorran el trabajo de progresar con él para hacerlo más fuerte. Por otro lado, el dueño original se embolsa una gran suma de dinero.

4. ¿Eres raro? Haz un reality sobre ti
Muchos piensan que sus vidas no pueden ser interesantes para el resto del mundo, pero quizás estén equivocados. El ejemplo de Donna Simpson debería servirles de muestra. Se trata de la mujer más gorda del mundo, algo que a priori no tendría por qué reportarle dinero.

Sin embargo, Donna pensó que si hacía un reality sobre su vida podría interesar a personas que estuviesen dispuestas a pagar por conocer su intimidad. Su idea ha sido un rotundo éxito, y mucha gente se ha suscrito a su web, dándole ingresos millonarios. Quizás tú también tengas algo que llame la atención de la gente.

5. Recoger la caca de perros
No es el trabajo más común ni el más agradable, pero sin duda tiene muchas posibilidades de reportar ingresos. Muchos dueños no recogen los excrementos que sus mascotas dejan en la calle, algo que molesta. Hay gente dispuesta a pagar para que este problema desaparezca.

También te puede interesar este artículo: Un diminuto pájaro viaja cada año de Canadá a Puerto Rico sin una sola parada

La idea comenzó en Estados Unidos con la empresa The Atlanta Pooper Scooper Service, y su éxito ha provocado el surgimiento de otras empresas similares. Si no tienes problemas en ensuciarte las manos e ir detrás de los dueños infractores, puede ser una manera original de ganarte la vida.

6. Vender tu cabello
Si eres de los que tiene una buena mata de pelo, quizás deberías plantearte venderlo. El pelo humano es uno de los productos más caros del mundo, y se puede obtener mucho dinero a cambio de su venta. Hay muchas personas que desean comprar cabello de determinadas características.

7. Probador de videojuegos
¿Te imaginas probar jugar a videojuegos y que te paguen por ello? Pues es posible. Muchas empresas de la industria de las consolas buscan a personas para dar el visto bueno a los videojuegos que van a sacar al mercado.

8. Vende tu vida actual
Parece surrealista, pero existen personas que venden su vida actual y con el dinero obtenido vuelven a empezar una nueva. Un inglés que vivía en Australia llamado Ian Usher, por ejemplo, vendió por 600.000 dólares su casa, su auto y todas sus posesiones. Además, Usher le presentó al comprador a sus amigos, para que éste se hiciera completamente con su antigua vida.

Si posees elementos dignos de envidiar en tu vida, puedes intentar venderlos. Hay personas dispuestas a pagar por tener lo que otros no valoran.

9. Contar cuentos
Para la gente que ama la lectura también existen salidas para ganar dinero haciendo lo que más les gusta. La profesión de contar cuentos es algo muy común en ciudades como Londres, donde algunos hoteles ofrecen la posibilidad de que alguien te cuente una historia en tu propia habitación.

10. Calentar camas
Lo único malo de irse a la cama es que ésta suele estar muy fría. Para ello, el hotel Tehe Holiday Inn de Londres creó la profesión más rara del mundo: el “calientacamas”. Se trata de personal del propio hotel que va por las habitaciones calentando las sábanas de cada cliente para que cuando éste llegue y se acueste no soporte ese frío inicial.