El momento en que cambio su vida fue cuando dejó de pedir trabajo y empezó a ofrecerlo.

 

Eugenio comenta: “Empecé a pedir trabajo en Televisa desde los 18 años y fue hasta los 30 que cambié el chip”. “Me pasé más de 10 años en un limbo, tocando puertas por un papel y sufriendo muchas humillaciones, viví un infierno hasta que por fin entendí que el mundo estaba en mis manos”.

Consagrado como el artista más taquillero de México, Eugenio Derbez revela su lado emprendedor con siete consejos, según su experiencia, para evitar los clásicos errores a la hora de iniciar un negocio.

 

1.- Privilegiar tu idea frente a lo que pide el mercado:

“Mis programas tuvieron éxito no porque yo sea el mejor comediante de México, sino porque tuve la visión para entender lo que faltaba en la televisión”.

2.- Pensar que cualquier socio va a funcionar:

“Arranqué constructoras, tuve restaurantes; sin embargo, como estaba concentrado en mis programas los descuidé y me terminaron robando”.

3.- Ser perfeccionista:

También te puede interesar este artículo: El príncipe Guillermo tiene nuevo empleo

“No estoy diciendo que no hay que estudiar o prepararse para hacer las cosas. Todo lo contrario, incluso siempre que puedo tomo algún curso o estudio lo que sea”.

4.- Perderse en la talacha:

“Es mi talón de Aquiles, uno de mis más grandes defectos y la razón por la que no he podido hacer más de mi carrera es que lleno mi día de pequeñas tareas y no me enfoco en lo más importante”.

5.- Creer que con tener un buen producto es suficiente:

“Hace falta un paso más, que la gente lo vea. Con mi película No se aceptan devoluciones, decidí apostarle de lleno; pagamos anuncios, usamos las redes sociales y visité a los ejecutivos de las cadenas de cine para mostrarles mi película, así conseguí más salas y más exposición”.

6.- Descuidar la construcción del equipo:

“Sólo les pido dos cosas a mis colaboradores: disciplina y resultados. No soporto los pretextos y desgraciadamente este país vive de ellos y por eso a veces nunca pasa nada”.

7.- Creérsela: “Para mantener los pies sobre la tierra mi fórmula infalible es salir de mi zona de confort. Trabajar afuera me ha dado dos cosas, el hambre por hacer cosas nuevas y el volver a ser alguien desconocido”.

¡Aplica estos consejos y compártelos con un amigo emprendedor!