Si por más que lo piensas aún tienes miedo, echa un vistazo a estos consejos expertos que sin duda te ayudarán a dar el siguiente paso

Cuando decidimos emprender, nos dimos cuenta de algunas cosas con las que sabemos que se topan la mayoría de las mujeres que emprenden y por eso queremos compartir contigo 3 Tips que en nuestro caso nos ayudaron a salir adelante y a tener éxito en el camino:

1. Sé Valiente. Siempre que emprendemos algo nuevo nos da miedo.

El miedo existe en la ausencia del conocimiento y no está mal sentirlo, el problema es si nos paraliza y no nos permite actuar.

De Robert Kiyosaki, escritor del libro "Padre Rico, Padre Pobre", aprendimos de que tu Zona de Confort, equivale a tu Zona de Ingresos, a tu Zona de Resultados, a tu Zona de Dinero, e incluso a tu Zona de Felicidad. Eso quiere decir que si se quieren mejores ingresos, mejores resultados, más dinero y más felicidad, tenemos que salir de la Zona de Confort.

La zona que le sigue a la Zona de Confort, es la Zona de Miedo y obviamente nos da miedo, pero la manera de conquistarla es siendo valiente, es decir, actuar a pesar del miedo.

Cuando uno conquista la Zona de Miedo, se convierte en la nueva Zona de Confort y una nueva Zona de Miedo aparece para ser conquistada y es la manera en que uno crece y logra cosas en la vida.

Ser valiente es equivalente a crecimiento.

2. Sé persistente. Uno de los principales miedos al emprender, es el miedo al fracaso.

Nosotras pensábamos que el opuesto al éxito era el fracaso, pero aprendimos que no es así, que el opuesto al éxito, es la mediocridad: el hacer las cosas al aventón, como salgan, el solo intentar, eso sí es el opuesto al éxito.

Pero el saber que el fracaso es parte del éxito, como bien lo dice Michael Jordan "La razón por la cual soy el mejor jugador de basketball en el mundo, es porque soy el que más tiros he fallado y por lo mismo, el que más canastas he metido".

También te puede interesar este artículo: Dile sí a las citas contigo misma

Sabiendo que lo importante no es cuantas veces te caes, sino cuantas veces te levantas, consideramos que persistir es uno de los valores más importantes para el éxito.

El éxito no llega de la noche a la mañana, hay que sembrarlo, regarlo y cosecharlo, igual que una semilla, cuando sembramos una semilla, la cosecha no se da en un día, ni en una semana, a veces ni en un mes y debemos tener la paciencia de seguir haciendo las acciones necesarias para que la semilla germine, crezca y entonces podamos cosecharla.

Lo mismo en cualquier actividad que emprendamos, las cosas no se van a dar en un día, una semana o un mes necesariamente, pero si seguimos con la meta en la mente y seguimos haciendo las acciones necesarias para lograrla de manera constante, tarde o temprano los resultados se van a dar.

Alguien que ha logrado cosas grandes, es alguien común que persistió.

3. Aprende y crece constantemente

Hay una frase de la filosofía Zen que dice: "Lo mejor de ti mismo te ha llevado a tener los resultados que tienes actualmente y tus resultados pueden ser buenos, regulares o malos; pero si quieres mejores resultados, tienes que ser un mejor TÚ".

En este momento las dos, somos Empresarias, Entrenadoras e Inversionistas, tenemos Negocios en 13 países y tenemos una vida maravillosa. Pero no siempre fue así. Hace tiempo decidimos emprender, actuar a pesar del miedo, persistir y seguimos persistiendo, porque entendemos que el éxito es un camino, no un destino.

Tu mundo interior es resultado de tu mundo exterior, es decir que si queremos tener mejores resultados, tenemos que trabajar en nuestras raíces.

Es por eso que la capacitación es clave para lograr el éxito, educarte en temas que te ayudan a ser un mejor TÚ es la diferencia entre lograr el éxito y no lograrlo.

Gracias al cambio que ha logrado este último tip en nosotras, que más que un tip, es un principio de éxito, ahora nos dedicamos a ayudar a la gente a convertirse en un mejor "TÚ", trabajamos con el mundo interior de las personas para que tengan mejores resultados en el mundo exterior.