¿Cómo puedo ser exitoso en mi día a día?

Se ha llegado a la conclusión de que las personas más exitosas son las que han aprendido cuáles son sus prioridades y se enfocan en cuidarlas. Saber que cada parte de nuestra vida merece una atención especial, y balancear la vida laboral y la privada no sólo es una característica de las personas exitosas, sino que además, es el camino a la felicidad.

A continuación te presentamos diez hábitos que debes poner en práctica para ser una persona más exitosa.
One very happy energetic businessman with his arms raised

1. Despiértate muy temprano 

Para ellos el tiempo es muy importante, además de valioso, por lo que despertarse temprano no es suficiente. Tiene que ser muy temprano. Se despiertan entre 4:00, 4:30 y 5:30 am. De esta manera tienen más control sobre las primeras horas del día, además de tener la oportunidad de dedicarlo a las cosas que más les importan, adelantar trabajo, etc.
Sugerencia: Si te parece inaudito el simple hecho de despertarte a esta hora, adquiere el hábito progresivamente. 

Comienza poniendo el despertador 15 minutos antes de tu hora habitual, y poco a poco, día con día ve ajustándolo de manera gradual.

2. Haz ejercicio

No tiene que ser una actividad intensa, pero sí debes adquirir el hábito. Hacer deporte te hará pensar claramente, mantenerte sano y feliz (comprobado científicamente. Al hacer ejercicio produces endorfinas, lo que genera una sensación de bienestar). La excusa de “no tengo tiempo” no es válida. Si bien no todos pueden permitirse ir al gimnasio, ya sea por tiempo o cuestiones económicas, hay muchas otras alternativas. Dar unas cuantas vueltas al vecindario caminando o corriendo puede ser una buena alternativa. Trata de que sea mínimo media hora. Bailar también puede ser una buena y divertida manera de ejercitarse. ¿Cuántas horas tiene el día? Hazte el tiempo, a la larga verás los beneficios y te sentirás mucho mejor contigo mismo.

3. Dedica una hora al “yo puedo”

La motivación va y viene, por lo que hay que esforzarse en mantenerla. Las personas exitosas lo saben, por lo que dedican tiempo a auto motivarse. Cuando más comprometido estás con las cosas que tienes que hacer, y valoras tus aptitudes además de saber tus puntos fuertes, más fácil es realizarlas.

Por lo menos una vez al día trata de escuchar o leer citas motivacionales.

4. Agradece lo que tienes

La felicidad consiste en apreciar lo que tienes, y no desear las que no. Enumera en una lista las cosas por las cuales estás agradecido y te sientes bendecido. Percatarte de todo lo bueno que tienes en tu vida, te hará más optimista y te inspirará a hacer mejor las cosas. Trata de escribir cada día, o por lo menos pensar, en algo por lo que debas estar agradecido. Aprende a contar las pequeñas victorias.

También te puede interesar este artículo: Por qué el eclipse de superluna de este domingo inquieta a la NASA

5. Hazte una pregunta importante

¿Si hoy fuera el último día de tu vida, seguirías haciendo lo que haces? Si varias veces a la semana te encuentras criticando tu situación o tu trabajo, es hora de hacer un cambio de vida. Haz algo al respecto o terminarás enojado, cansado y estresado.

6. No procrastines 

Por la mañana, fresco y listo, aprovecha para hacer las cosas que has estado posponiendo. Haz primero lo que crees que más trabajo te va a costar. Ya que te saques el pendiente de encima, todo tu día fluirá mejor, así como el resto de tus actividades.

7. Conecta con tu pareja

Utiliza las primeras horas del día para hablar sobre planes en conjunto, finanzas e incluso, sobre hobbies. Vayan a desayunar, disfruten de la compañía. Hazte presente en su vida y deja que tu pareja lo sea de la tuya. Por la mañana todavía estamos llenos de energía, con la mente abierta, y puede que sea más fácil lograr el vínculo que después de un largo día de trabajo.

8. Planea tu vida. Crea estrategias

Trata de saber a dónde vas. Dirige tu vida a los resultados que buscas. Al menos una vez al día, dedícate a organizar y planear tus actividades para poder cumplir tus metas. Al planear el día, también asigna momentos de descanso, así tendrás incentivos y el día será más ligero y con menos estrés.

9. Meditación.

Entre los beneficios de la meditación se encuentran la liberación del estrés, tener mayor energía y encontrar la calma. Dedicar unos minutos al día para meditar, rezar o simplemente concentrarse por unos segundos en respiraciones profundas y largas pueden ayudar a que alcances la paz. El 90% de las enfermedades están relacionadas al estrés, por ello, disfrutar de unos momentos de paz y silencio al día pueden traer grandes beneficios a tu vida cotidiana.

10. Pasa tiempo con tus hijos

 Si tienes hijos, acostúmbrate a dedicarles tiempo al día. Si no lo haces, a la larga podrás arrepentirte de no haberlo hecho cuando todavía eran pequeños y estaban creciendo. Por la mañana, es un buen momento para fortalecer el vínculo. Ayuda a despertarlos, vestirlos, desayuna con ellos, hablen sobre la escuela. Dedicarle tiempo a las verdaderas prioridades es lo más importante y lo que te hará sentirte en paz.