Las personas exitosas aprovechan hasta el último minuto del día, por eso al final suelen tomar  decisiones para volver a ser productivas al día siguiente. Le contamos cuáles son.

Las actividades de una persona, como también la forma en que se administra el tiempo pueden  ser factores cruciales al definir el éxito laboral, ya que la disciplina y los hábitos suelen superar al talento. Por ejemplo, imagínese  una persona muy talentosa, a la que se le olvida programar el despertador y termina levantándose a las 10 de la mañana, para luego pasar la tarde procrastinando viendo los últimos meses, o gifs, en Facebook,  y finaliza el día haciendo el trabajo apresuradamente,  bajo circunstancias en las que no puede ejecutar todo su potencial.

Compare el caso anterior con una persona con un poco menos de talento, pero con hábitos más fuertes que le permiten aprovechar mejor el tiempo, este individuo logra ser más efectivo, pues sabe administrar su potencial. Las personas exitosas en los negocios tienen en esto en común,  ellos conocen cómo gestionar sus energías, poseen rutinas que están establecidas de acuerdo con sus necesidades.

Los emprendedores reconocidos al despertarse inician su día haciendo actividades como leer, meditar, o hacer ejercicio.  Ellos saben que realizar esto les ayudará a sobrellevar el día,  también saben que las mañanas pueden ser el único momento que disponen para alimentar estos hábitos.

Otro aspecto en común, de quienes tienen carreras exitosas y envidiables, es que son más conscientes de sus prioridades, por eso aunque se la pasen ocupados, siempre encuentran tiempo para hacer lo que consideren importante. Esto lo demuestran haciendo rituales en momentos del día como la noche, para ellos el momento de ir a dormir es importante porque la forma de finalizar el día significa preparación para comenzar uno nuevo, aunque el tiempo de descanso no tenga el mismo valor para todos.

También le puede interesar Guía para tener un sueño saludable

Le contamos cuánto duermen muchos famosos exitosos, y qué hacen antes:

Los que duermen poco

Donald Trump: según el portal The Richest, el magnate y presidente de Estados Unidos, ha declarado que duerme solo 3 horas para estar delante de la competencia.  Él dice que no entiende cómo los que duermen más pueden competir con los que duermen menos.

Leonardo Da Vinci: el reconocido personaje histórico que se destacó por ser pintor, científico e inventor, tomaba siestas de 20 minutos cada dos horas, así en las noches seguía de largo desarrollando sus miles de ideas

Los que duermen más

Jeff Bezos: el fundador de Amazon trata siempre de dormir ocho horas, lo cual nos parece normal, pero puede ser más que muchos empresarios. Él considera que se siente mejor durante el día las veces que lo hace, pues así logra estar más alerta y pensar más claro.

Mariah Carey: si el caso de de Donald Trump le parece excesivo, por dormir mucho menos de lo normal, el la cantante estadounidense duerme puede también parecer exagerado por dormir más que la mayoría. Las 15 horas que toma para poder cantar mejor son el doble de tiempo de lo que duermen muchos. Lo curioso es que lo hace rodeada de  dispositivos para añadir humedad a su cuarto, esto lo hace con el fin de ayudar a que su garganta no esté seca.

También te puede interesar este artículo: Tener más relaciones sexuales nos hace más infelices

Warren Buffett: el empresario ha dicho que es mejor elegir dormir, que hacer más ganancias. De hecho era conocido por decirle a los trabajadores cuando algo iba mal, que se fueran a la casa a dormir y se encontrarán mañana.

Quizás interese leer La compañía que les paga a sus empleados por dormir bien

Los que no pueden dormir

Emily Brontë: la novelista, que también fue una de las poetas más reconocidas del siglo XIX, sufría de insomnio. Por eso antes  de dormir caminaba muchas veces alrededor de su mesa de centro,  hasta que se sintiera lo suficientemente cansada y pudiera caer rendida.

Elon Musk: las largas jornadas de trabajo del CEO de Tesla lo obligaron a tomar hasta ocho latas de cocacola y dos tazas de café diarias. Por eso en 2015 se sintió demasiado sobrecargado, ahora solo toma cafeína seis horas antes de acostarse, además rastrea su sueño con aplicaciones en su teléfono celular

Otros rituales al conciliar el sueño

Arianna Huffington: la periodista y cofundadora del portal The Huffington Post, Arianna Huffington,   suele dejar todos sus dispositivos electrónicos fuera de su habitación cuando es hora de ir a dormir. Después de hacerlo, ella toma un baño y se dedica a leer un libro hasta caer rendida entre las cobijas.

Richard Branson: según el portal Huffington Post, el dueño de Virgin Mobile  no duerme más de 6 horas por noche, usualmente se  y se levanta a las 5:45 a compartir tiempo con su familia y hacer ejercicio.

Michael Phelps: quien es reconocido por ser uno de los mejores atletas olímpicos de la historia se acuesta en una cama alta, lo hace para producir más glóbulos rojos y refrescar sus músculos con oxígeno.

Qué se recomienda antes de dormir

Según el portal Business Insider, lo más recomendable al descansar es desconectarse, eso incluye desconectar el celular para no recibir notificaciones de correo electronico, ni llamadas. También es importante no mirar una pantalla por lo menos una hora antes de acostarse, pues estas alteran los ritmos biológicos del organismo al dormir.

Por último, hacer una lista de las actividades que se van a realizar al día siguiente  puede convertirse en una gran ventaja y ayuda a descansar mejor.