LOS ÁNGELES (Reuters) - Treinta años después de que Ricky Martin inició su carrera musical en el grupo infantil puertorriqueño "Menudo", el cantante ganador del Grammy utiliza su música y su fama para ayudar en la lucha contra el tráfico de niños.

Ricky Martin, de 43 años y quien acaba de lanzar su nuevo álbum "A quien quiera escuchar", dijo que aprecia estar frente a una multitud para hablar sobre niños que son obligados a prostituirse o que son explotados para producir pornografía.

"No sólo en Puerto Rico, (sino) en todo el mundo, (también) aquí en Estados Unidos, (hay) grandes cantidades, cuando se trata de niños que se están convirtiendo en esclavos", dijo Ricky Martin en una entrevista con Reuters esta semana.

El intérprete de "Livin' la Vida Loca" inauguró el año pasado un centro en Puerto Rico para luchar contra la opresión de los menores de edad.

También te puede interesar este artículo: Subastan en Nueva York 25 cartas entre Frida Kahlo y su amante español

Su otra gran causa, dijo, es la "lucha de mi comunidad, la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros), es algo de lo que no me cansaré".

Ricky Martin, padre de dos mellizos que nacieron de un vientre de alquiler, expresó su decepción con las redes sociales y se sumó a la campaña de Elton John para boicotear a los diseñadores de moda italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana, después de que Dolce describió a los niños que conciben las parejas de homosexuales mediante tratamientos de fertilidad como "sintéticos".

El cantante se negó a profundizar más sobre la controversia con Dolce & Gabbana.