Además se catastraron 16 yunqueas -especie endémica de la isla- y 50 ejemplares de Maqui y Mora.100

34En Juan Fernández -uno de los más complejos, diversos y únicos archipiélagos oceánicos del mundo- se encuentra la isla Robinson Crusoe, la que impresiona por su belleza paisajística y ecosistemas únicos.Esta isla ha sido para la comunidad científica un verdadero "laboratorio natural" que ha contribuido al estudio de los procesos evolutivos con relevancia mundial para la ciencia y la educación. Por esto, en 1977 la Unesco la declaró Reserva Mundial de la Biósfera.

Allí se puede disfrutar de muchas actividades como la pesca deportiva, con muchas especies, extracción de langosta, trekking, buceo, avistamiento de aves y caminatas. Sin embargo, hay un lugar que por su ecosistema único en el mundo requiere especial cuidado: el cerro El Yunque. Pocas personas han tenido el privilegio de llegar a su cima -la más alta de la isla con 915 metros-, pues solo se permiten las actividades autorizadas por la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

Bajo este contexto, hace algunas semanas, los guardaparques de Conaf, Ramón Schiller y Guillermo Araya, guiaron al alcalde de Juan Fernández, Felipe Paredes, al futuro guardaparque, Danilo Arredondo, y al reconocido fotógrafo, Lukas Mekis, en una expedición cuyo principal objetivo era identificar y catastrar Yunqueas, especie endémica que solo crece en la cima del Yunque.

"Encontramos 16 Yunqueas, pequeñas, jóvenes y adultas, lo que es una muy buena señal", expresó el Alcalde.

Otro objetivo de la expedición fue identificar plantas de Maqui y Mora. El grupo logró controlar al menos 50 ejemplares, con tijeras, sierra y químicos.

El reencuentro con la Robinsonia berteroi

También te puede interesar este artículo: Liniers: "No me imagino ningún arte con límites"

Pero lo que ninguno de ellos esperaba era encontrarse era ejemplares de la Robinsonia berteroi, una planta endémica de la isla. De acuerdo a los últimos registros, el único individuo de su especie -el mismo que había sido visto desde 1960- había muerto en 2004.

El hallazgo fue una gran sorpresa para el grupo, quienes calificaron a ésta como una gran y exitosa expedición.

Las fotografías del recorrido se compartieron a toda la comunidad de Robinson Crusoe en el Pub-Restaurant Bahía, para que pudieran apreciar lo maravilloso y único de este lugar.

 

A:I