(CNN) — Cuando la cantante Avril Lavigne desapareció de la escena musical había mucha especulación sobre los motivos, se decía que estaba embarazada o que se separaría de su esposo, Chad Kroeger de Nickelback.

El misterio se incrementó en diciembre luego de que un seguidor publicó en su cuenta de Twitter un mensaje directo de Lavigne solicitando sus oraciones y diciendo que “tenía algunos problemas de salud”.

Ahora la cantante canadiense ha revelado a la revista People que estuvo postrada en cama durante cinco meses después de contraer la enfermedad de Lyme.

“Sentía como si no pudiera respirar, hablar, o moverme”, dijo a la revista. “Pensé que me estaba muriendo”.

Lavigne cree que fue mordida por una garrapata en la primavera de 2014, a lo que siguió un mes de aturdimiento y letargo, síntomas que en un inicio los doctores no pudieron diagnosticar.

La cantante de 30 años se recuperó en su casa de Ontario, donde su esposo la cuidó durante los tiempos libres de sus giras y a la que su madre se mudó para poder ayudarle.

“Había momentos en que definitivamente no podía bañarme por una semana porque apenas podía mantenerme en pie”, dijo a People, “era como si me estuvieran succionando la vida”.

También te puede interesar este artículo: Cortar el hipo o evitar el llanto: trucos para dominar su cuerpo

Después de que el mensaje directo sobre su salud se volvió viral, Lavigne comenzó a recibir por montones respuestas de preocupación de sus seguidores.

“Los mensajes y videos deseando mi recuperación me impactaron profundamente”, aseguró a la publicación.

La cantante se declara ahora “80% mejor” y lanzará una nueva canción este mes en apoyo a los Juegos Olímpicos Especiales que se llevarán a cabo en Los Ángeles en el verano de 2015. La enfermedad fue como un despertar, aseguró. “Solo quiero disfrutar la vida de ahora en adelante”, dijo.

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se adquiere por la picadura de una garrapata infectada y que provoca fiebre, dolor muscular y articular, rigidez y cansancio, de acuerdo con el sitio Medline Plus.

Los antibióticos pueden curar la mayoría de los casos y después del tratamiento algunas personas continúan sintiendo dolor muscular y articular, señala.

A: P