¿Estás listo para conversar sobre las finanzas del hogar con tu pareja? Toma en cuenta las siguientes sugerencias:


• Da ejemplos concretos de lo que quieres: En lugar de hablar sobre cosas abstractas (por ejemplo, Estoy preocupado por cuanto tenemos en el banco), sé específico (Me sentiría más seguro si tuviéramos unos $2.000 en un fondo de emergencia).

Dile a tu pareja que haga lo mismo.
• Escucha con seriedad: Ten una actitud positiva, recibe las ideas que propone tu pareja. La idea es no juzgar.
• Da un poco y recibe un poco: Comprometerse con sus finanzas es aún mejor si se toma en cuenta tu opinión en algunas áreas. Plantéense una suma de dinero para cada uno que podrán utilizar cada mes sin preguntas. Para gastos de mediano y largo plazo, creen un plan que les guste y que puedan alcanzarlo.
• Intenten con una tercera persona. Si los ánimos cambian en un sentido negativo, podrían pedir la opinión neutral de un tercero. Si la situación es complicada, podría pedir ayuda a un experto en finanzas personales.
• Conversen sobre buenos recuerdos. Su primera cita, qué hicieron, cuánto les costó, quién pagó? Cuánto pagaban por su primer arriendo? Muchas de estas cosas les harán reír y recordar lo que les mantiene juntos.

El dinero no debe ser un tema a evitar en su relación. Recuerden siempre aquellas cosas que les gusta y atrae de cada uno.
Si nunca has tenido una conversación sincera con tu pareja sobre las finanzas del hogar, esperemos que te hayamos convencido de que lo hagan.

Es muy importante conversar con tu pareja sobre dinero, muchos problemas de dinero pueden destruir relaciones.

También te puede interesar este artículo: 10 rasgos de las personas emocionalmente fuertes

Al hablar abiertamente sobre finanzas y trabajar juntos para resolver cualquier problema y alcanzar sus metas, los dos se sentirán mucho mejor en maneras que no se verán reflejadas en números.

A:M