Un elemento fundamental para el crecimiento óptimo de una organización son sus trabajadores, pues a través de su esfuerzo y dedicación, la empresa puede alcanzar sus metas, así como obtener resultados más allá de los esperados.

Sin embargo, para que esto suceda, el personal necesita de un motor que lo impulse a desempeñar su trabajo eficientemente. La motivación es un factor indispensable para el buen funcionamiento de una empresa . Por medio de ella, el recurso humano tiene la oportunidad de potencializar sus capacidades y al mismo tiempo, elevar su índice de productividad.

Una buena gestión del talento humano crea trabajadores motivados que son mil veces más efectivos y responsables en sus actividades. En este post te voy a compartir algunas acciones para alcanzar una buena gestión del talento humano e incrementar la motivación laboral en tu empresa.

Establece metas y objetivos en conjunto

El primer error que cometen los directivos y que desmotiva por completo al capital humano de una empresa, es tratar al personal como un medio más para llegar al objetivo. Un empleado que sólo recibe órdenes, sin tener la posibilidad de retroalimentarlas, jamás estará satisfecho con su trabajo, lo que provocará indiferencia ante los resultados que se obtengan.

Haz que tu equipo de trabajo se sienta parte de tu organización  y dales la oportunidad de establecer sus propias metas y objetivos. Si les ofreces la confianza necesaria para formar parte de la toma de decisiones, aumentarán su nivel de responsabilidad con la finalidad de conservar el privilegio.

Mejora las condiciones laborales

Para nadie es motivador trabajar en un lugar opresivo, con espacios reducidos o ventilación insuficiente. Si quieres que tu personal responda de manera correcta, primero debes aportarles las condiciones laborales adecuadas, que le permitan realizar su trabajo correctamente.

De la misma forma, tendrás que proyectarles una estabilidad a largo plazo. Un empleado que recibe prestaciones y beneficios que contribuyen a su crecimiento personal, desempeñará un mejor papel dentro de la organización, que aquel que trabaja por un futuro incierto.

Crea un ambiente laboral favorable

Los conflictos entre los miembros del equipo, la falta de comunicación y el individualismo, disminuyen notoriamente el rendimiento de una organización.

El ambiente laboral influye directamente en la motivación del personal y para mantenerla en alto, se debe crear la atmósfera exacta, que favorezca las relaciones entre todos los miembros.

Desde el principio, implementa actividades que integren a todos, ya sean recreativas o de aprendizaje. Fomenta el trabajo por colaboración y metas compartidas, con el propósito de que todos se apoyen para obtener un bien común.

Entre más optimismo exista en ese clima organizacional, habrá más ganas de trabajar y mayor será el esfuerzo para que todos salgan adelante.

Capacita constantemente a tu personal

También te puede interesar este artículo: 8 Ejemplos de Neuromarketing que encuentras en tu día a día

Algunos de los beneficios de capacitar a tu personal son:

  • Los empleados pueden desempeñar otros roles dentro de la organización.
  • Se optimizan los procesos de trabajo.
  • Ayuda a la formación de nuevos líderes.
  • Mejora los canales de comunicación.
  • Le da la oportunidad al personal de desarrollar nuevas habilidades.

Como podrás notar, son beneficios que favorecen a toda la organización, así que considéralo como una inversión para el crecimiento tanto de tu personal, como de la empresa.

Existen plataformas de learning que ofrecen programas de capacitación y desarrollo del capital humano. Sólo es cuestión que analices qué áreas necesitas reforzar dentro de tu organización, para que selecciones los cursos en línea correspondientes.

Ofrece las herramientas necesarias

El no contar con la herramienta adecuada para que el personal lleve a cabo sus actividades, no sólo afecta en la motivación del personal, también es uno de los principales factores que disminuyen la productividad.

Para que las actividades se realicen de la manera adecuada, proporciónale a tu personal todas aquellas herramientas que lo puedan hacer más competente. Desde software y maquinaria para producir, hasta el mobiliario. Te aseguramos que los procesos de producción se llevarán a cabo en menor tiempo y de forma más eficiente.

Reconoce los logros

Los niveles de motivación incrementan cuando los empleados son reconocidos por su desempeño dentro de la organización e incluso, eso los incita a seguir siendo cada vez mejores.

Cualquiera que sea el detalle, cuenta. Desde una felicitación, hasta premios e incentivos, reconoce y celebra el esfuerzo de tu personal.

Da la oportunidad de crecer

Piensa que todos, incluso tú, tenemos como objetivo avanzar y mejorar tanto en el aspecto profesional como en el personal y siempre necesitaremos el apoyo de otros para lograrlo. Sin embargo, cuando el personal no tiene más oportunidades para seguir adelante, toda aquella motivación que lo hacía competente, desaparece.

Si le otorgas a tu personal la posibilidad de progresar en todos los aspectos, te aseguramos que siempre estarán motivados y satisfechos para alcanzar el éxito de la organización.

No olvides estar al pendiente de las necesidades de tu personal y llevar a cabo una evaluación por desempeño, para que a través de esto puedas establecer o reforzar las acciones que te ayudarán a incrementar la motivación laboral.