Cuando estamos por emprender en cualquier actividad siempre sentimos miedo, ansiedad, inseguridad y eso es normal, pero para tener éxito debemos enfrentarnos a lo desconocido solo así podremos aprender y desarrollar las cualidades dormidas que tenemos como  seguridad, valentía, inteligencia emocional, entre otras.

Estas son algunas claves que te ayudarán a enfrentar tus miedos y evitar que se conviertan en un impedimento para lograr tu objetivo de ser empresario:

Asóciate: Busca un socio que no tenga ese miedo que a ti te impide empezar.

Evalúa el riesgo: Cuanto mayor es la incertidumbre, mayor es el miedo. Si te sientas a analizar con números una oportunidad de negocios, tendrás un panorama más claro de lo que estás haciendo y podrás tomar decisiones fundamentadas.

* Infórmate: Aprende todo el tiempo y capacítate. Cuanto más crezcas como persona y como profesional, más seguro estarás de ti mismo y más irrelevantes serán tus miedos.

También te puede interesar este artículo: Invertir en la Bolsa de Valores Ventajas

Planea: Investiga y haz proyecciones acerca del negocio que vas a emprender, pero ten cuidado porque demasiado análisis produce parálisis.

Apasiónate: Deja que tus pasiones sean más grandes que tus miedos. Inicia un negocio que te apasione tanto, como para estar dispuesto a correr los riesgos que sean necesarios.

* Actúa: La mejor manera de afrontar cualquier miedo, es con acción. Comienza dando pequeños pasos y poco a poco tomarás la seguridad necesaria para continuar hasta lograr tus sueños. Si desde el principio te bloqueas pensando en todo lo que debes hacer para construir un negocio, jamás vas a empezar; entonces mejor convierte tus objetivos en acciones diarias que puedas empezar a realizar desde hoy mismo.

¿Qué otra estrategia has aplicado para enfrentar tus miedos?

A:M