A la mayoría de nosotros la primera forma de conseguir un millón de euros que nos viene a la cabeza es la de jugar a la lotería,  o pensamos en Dulceida.  O esperamos a que de alguna manera mágica ‘la suerte te acompañe’. Sin embargo, no es muy realista jugárselo todo a esa única baza, entre otras cosas porque la mayoría de los que compran lotería se mueren sin haber conseguido más de 1.000 euros en premios. Pensándolo fríamente hay poquísimas formas de conseguir tu primer millón, pero ‘pocas’ no es sinónimo de cero y, como suele decirse, la esperanza es lo último que se pierde por lo que os queremos aconsejar algunos caminos (todos ellos legales) que pueden acercarte al sueño de amasar un millón de euros.

Método 1: Convierte tu pasión en un negocio

Cuántas historias hemos oído de alguien que tenía un sueño o una afición, por la que nadie daba un duro, y terminaron siendo millonarios. La famosa Lady Gaga contó en una entrevista que su pareja no solo no la apoyaba para ser cantante, sino que le decía que no cantaba bien, que era demasiado excéntrica y que la industria se reiría de ella. ¿Quien se ríe ahora?

Pero no hace falta irse al mercado internacional, en España hay también buenos ejemplos. ¿Te suena la frase “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”? Tal vez la has visto en una taza, estampada en camisetas o en libretas. Se trata de una de las cientos de frases que adornan el mundo de Mr Wonderful. En 2011, los creadores de la marca, una pareja catalana, empezaron a planificar su boda cuando se dieron cuenta de que las empresas no ofrecían mucha variedad. Decidieron empezar a diseñar sus propias invitaciones, los carteles e incluso chapas… ¡de todo! La pasión por hacer algo personalizado y único para su propia boda los llevó directos a una mina de oro de la que aún no eran conscientes.

Pronto empezaron a hacer más diseños por diversión para conocidos, publicaban sus creaciones en las redes y enseguida se viralizaron, hasta que los empezaron a mencionar en blogs de boda. Sin apenas darse cuenta ya contaban con una larga lista de clientes interesados y decidieron dejar sus trabajos para dedicarse a tiempo completo a Mr Wonderful. Eso sí, no esperes un camino de rosas, todo dependerá de tu determinación y algo de suerte, para que negarlo. Pero como dijo una vez Joseph Carbone, asesor de riqueza del Focus Planning Group,  “encuentra algo que realmente te apasione y haz un negocio con ello, no sólo serás feliz, sino que probablemente tendrás mucho éxito”.

Método 2: Aumentar tu margen de beneficio e invertirlo

Puede sonar a concepto propio de una empresa y alejado de las finanzas individuales. Sin embargo, las cuentas de la lechera que llevas en casa son tan importantes como las que debe llevar una gran empresa. Amancio Ortega consiguió con su empresa un margen de beneficio de más de 3.000 millones en 2016, y sé que me diréis: “claro, el tío tiene todo un imperio de la moda repartido por el mundo”. No os voy a quitar la razón, pero la idea del margen de beneficio es independiente de la cantidad. ¿Qué creéis que va a hacer Inditex con esos beneficios? Pues lo que lleva haciendo años, invertirlo, entre otras cosas, en hacer crecer su imperio; comprará nuevos locales, donde colocará nuevas tiendas y conseguirá más ventas y más beneficios.

Ahora imagina hacer esto a pequeña escala. Piensa que el beneficio se consigue al aumentar la brecha entre lo que se gana y lo que se gasta, y aunque hablemos de un salario o de dos salarios por unidad familiar, si se consigue que los gastos sean menores a los ingresos, ya estaremos hablando de un aumento del margen de beneficio. J.D. Roth del blog de finanzas personales Money Boss, especificaba en uno de sus artículos que para alcanzar un millón de dólares se tendría que aumentar la tasa de ahorro en un 15%, y lo ideal sería que si hay dos sueldos en una familia, se eligiera vivir solo con uno durante un tiempo, hasta ahorrar lo suficiente para empezar a invertir el otro salario, creando una fuente de ingresos paralela a través de las inversiones. “Tomar decisiones difíciles a cambio del éxito financiero futuro”, decía Roth.

Sin embargo, esta no es una opción para muchos hogares, ya que la cuenta a final de mes puede que directamente esté en números rojos por más que se quiera ahorrar, así que vamos a ver más opciones.

También te puede interesar este artículo: Match, dueño de Tinder y otras webs de citas, entra en Wall Street

Método 3: Inventar algo y saber venderlo

A veces la idea más idiota puede ser la que dé en el clavo, sino que se lo digan al inventor del Chupa Chups, cuyo mérito residió en clavar un caramelo a un palo. A día de hoy cuesta más dar con una idea original, pero debes tener presente que la gente está dispuesta a gastar dinero por algo que agrega valor a su vida, así que si tienes una o varias ideas que puedan ser capaces de eso intenta apostar por ellas.

Eso sí, ten presente que una idea, por si sola, no vale nada. Debes saber cómo trasladar tu idea al mercado y cómo ejecutarla para que tenga éxito y sea rentable. Para conseguirlo, es casi más importante saber con quién te asocias para levantar esa idea y qué plan vas a usar, que la idea en sí misma. No hay más que ver ejemplos como el de los creadores de McDonald’s; dos hermanos que abrieron un pequeño restaurante de comida rápida, una idea revolucionaria en aquel momento que con el tiempo les fue arrebatada de las manos por el inversor que la convirtió en una cadena multimillonaria. Los hermanos Mc Donald’s no quisieron, o no supieron, levantar el imperio que conocemos a día de hoy. De haber sido por ellos su idea se hubiera quedado en un tranquilo y familiar local de comida rápida, muy lejos de la idea capitalista que envuelve al McDonald’s que conocemos.

Pero de vuelta al mercado nacional, os pondré de ejemplo la startup española ABA English. Tal vez no os suene pero esta escuela online de idiomas ha recibido recientemente una inversión de 10,5 millones de euros. ¿Su secreto? Tuvieron la idea de revolucionar la forma en la que se enseña el inglés. Conscientes del bajo nivel de inglés del que gozamos en España, dieron con la forma de cambiar el sistema de aprendizaje de este idioma. Su método pasa por crear vídeos de alta calidad cinematográfica que son producidos especialmente para mejorar la experiencia del alumno y lograr su implicación. A día de hoy ya tienen presencia en más de 170 países.

Método 4: Convertirte en un genio de las inversiones, o conocer a alguien que lo sea

Invertir es la regla de oro para convertirse en millonario. Quienes no tienen grandes ideas deben confiar en las ideas de los demás y encomendarse a las matemáticas, entre otras cosas. El cine nos ha enseñado que los inversores son personas que se pasean en traje por grandes ciudades como Nueva York alardeando de poder permitirse restaurantes caros y lujosos apartamentos. Pero la realidad nos ha enseñado que las inversiones pueden ser peligrosas, tanto para quien las realiza como para la sociedad que vive ajena a ello, hasta que llega una crisis económica.

No es necesario invertir con la mentalidad de ganar miles de millones, ni hacerlo con estrategias de dudosa legalidad, si el objetivo es conseguir tu primer millón, lo puedes hacer invirtiendo de forma razonable y en proyectos que creas que pueden aportar cosas positivas a la sociedad. No olvides que el mundo de las inversiones es impredecible, es importante en la travesía del inversor estar bien documentado, conocer el mercado de valores, saber cuánto invertir, en qué tipos de fondos y durante cuánto tiempo. No subestimes nada ni a nadie, pero sobretodo no olvides que es relativamente fácil perder de golpe todo lo que has ganado. Por tu bien, estudia mucho el tema antes de meterte o pide a un profesional que lo haga por ti.

Sea como sea, ganar tu primer millón significa trabajar, raramente el dinero te cae del cielo en una lotería. Ya sea invirtiendo en empresas de otros, o creando la tuya propia, deberás dedicarle tiempo y aprender por el camino.