Ser millonario antes de los 40 años no es una fantasía, es una posibilidad real, sólo requiere estar preparado y tener una estrategia adecuada.

Obviar los riesgos, cegarse por altas rentabilidades; no diversificar correctamente; ignorar los costos; dejarse llevar por modas; y no cortar las pérdidas son prácticas “letales” para los ahorros del inversionista.

José Antonio Ezquerra, director de promoción patrimonial de Finamex Casa de Bolsa, afirma que inversionistas de la talla de Carlos Slim o de Warren Buffett saben que “Roma no se hizo en un día”. Así que si tiene un ahorro, puede poner a trabajar su dinero, solo evite estos errores.

Compras sin sentido

No se endeude. Los inversionistas le llaman el “cáncer del bolsillo”. Es mejor que no gaste en cosas innecesarias, que sólo dan satisfacción momentánea, le generan deudas y así evita preocupaciones futuras.

Ezquerra destacó que los millonarios son amantes de la libertad financiera y enemigos de compras que sólo dan satisfacción pasajera.

Falta de objetivos

Hay que establecer metas a largo plazo, por ejemplo, definir si quiere invertir para casarse, comprar un auto, viajar, adquirir una casa o estudiar un doctorado. A partir de esas premisas, aunadas a la disciplina, fije su plan de acción y concéntrese en él.

“Una vez definidas cuáles son sus pretensiones, haga un plan de inversión adecuado a sus objetivos con un asesor financiero”, recomendó el directivo.

Miedo a invertir

Siempre existe la posibilidad de perder, pero es un error que guarde su dinero debajo del “colchón”, porque así no genera rendimientos.

También te puede interesar este artículo: Así será el mundo cuando no haya dinero físico

“Una alternativa es invertir en renta variable (acciones, divisas, commodities, opciones, futuros, entre otros) y diversificar en renta fija. Así, un instrumento protegerá a otro en momentos de volatilidad”, aconsejó Ezquerra, de Finamex, Casa de Bolsa.

No asesorarse con expertos

El asesor financiero le ayuda a alcanzar sus metas, pero es muy importante que verifique que esté certificado para hacerlo, ya que es él quien de entrada evalúa su situación financiera.

De acuerdo con un informe de UBS, a los inversionistas les distrae el riesgo a corto plazo y adolecen una sobrecarga de información. Es por ello que necesita de asesoría certificada.

No diversificar inversiones

El mayor riesgo de las inversiones es invertir todo el ahorro en un mismo activo.

“En periodos de incertidumbre existe la certeza de que la diversificación es la mejor herramienta, al igual que mantener la inversión durante el plazo sugerido para lograr los rendimientos objetivos”, asegura en un documento Sura Asset Management México.


Dejarse llevar por modas

Richard Turnill, estratega principal de Inversiones Globales de BlackRock, aseveró que la percepción de riesgo bajo ha dominado los mercados en el mundo y el resultado es que algunas inversiones se han vuelto muy populares.

“Los inversionistas deben actuar con cautela”, señaló Turnill.

La popularidad de las inversiones no nos indica mucho con respecto a la dirección de los rendimientos a largo plazo, es decir, en los próximos 12 meses.