Uno de los secretos mejor guardados de Cristiano Ronaldo (32 años) ha quedado por fin al descubierto. Y no, no es el supuesto embarazo de su novia, Georgina (22), cuyas fotografías con una incipiente barriguita salieron a la luz este martes en la publicación italiana Chi.

El mismo día se destapaba una de las claves del éxito personal y profesional del futbolista: los libros de autoayuda. En concreto, uno de los ejemplares que triunfa en estos momentos en su país. Se trata de O sucesso Nao ocurre por acaso (El éxito no ocurre por casualidad), del doctor Lair Ribeiro. 127 páginas en las que se desgranan los secretos para lograr una vida más productiva y aprovechar las oportunidades que surgen, que distan de ser producto del azar.

"Somos la fuerza creadora de nuestras vidas y somos capaces de escribir nuestra propia historia con éxito, conquistando lo que realmente deseamos. Basta creer que somos capaces de conquistar todo lo que soñamos", explica el autor, que ha incluido en su obra las 18 reglas universales del éxito, algo que parece seguir Ronaldo al pie de la letra, a juzgar por su imagen, en la que aparece relajado leyendo en la terraza de su casa junto a una taza de té.

Lo curioso del libro de cabecera del jugador de fútbol es que el contenido se fundamenta en la programación neurolinguística y en la ciencia del éxito. Esto se traduce en un entrenamiento para aumentar la capacidad cerebral con el fin de poder lograr los objetivos marcados. "La vida que usted lleva fue creada por usted mismo, por lo tanto siempre es posible transformarla para mejor", apunta Ribeiro.

También te puede interesar este artículo: Buffon: 'Hubiéramos firmado hasta el 1-1'

No es de extrañar entonces que Ronaldo lea concienzudamente este libro ahora, cuando sólo faltan unos días para que afronte la final de la Champions League.

Los 'pinkies' negros y las mechas rubias

Aparte del libro de autoayuda que está leyendo Ronaldo en estos momentos, otro de los detalles más curiosos y llamativos de la instantánea que colgaba este martes el jugador en sus redes sociales tiene que ver con la forma de cubrir sus pies. El madridista, que luce mechas rubias en su pelo, aparece con unos pinkies negros que no han pasado desapercibidos para sus seguidores.