Septiembre es el mes del estrés: reincorporación al trabajo tras las vacaciones, vuelta al cole, dificultades de conciliación laboral y personal, crisis de pareja... No lo dicen los científicos, ni los expertos. Lo dice la experiencia. Y también lo dice Google. Un estudio reciente de Sanitas sobre las consultas mensuales de psicología durante el último lustro revela que en España más de 519.200 búsquedas en Google están vinculadas con el estrés. Este dato se sitúa por encima del resto de los países que figuran en la investigación: el doble que en Australia; casi cuatro veces más que en Hong Kong; y seis veces más que en Reino Unido.

La búsqueda sobre fórmulas o técnicas para gestionar el estrés es lo que más preocupa a los trabajadores, con más de 5.600 consultas al mes. Las preguntas sobre el estrés laboral ocupan el segundo lugar, con 3.800 búsquedas mensuales, seguido de cómo lograr un equilibrio entre la vida laboral y la familiar, con más de 2.800 búsquedas; y la gestión del tiempo, con 710 búsquedas al mes.

Conscientes de esta realidad, hemos recopilado las 7 preguntas más comunes sobre el estrés y hemos recopilado las respuestas, con la ayuda de nuestros expertos en salud:

¿Qué pasa si sufro estrés durante mucho tiempo?

El estrés que se mantiene en el tiempo (estrés crónico) altera los sistemas de comunicación que existen entre el sistema nervioso, el sistema hormonal y el sistema inmunitario, y las consecuencias pueden ser obesidad, depresión, alopecia, envejecimiento prematuro, problemas respiratorios y digestivos, alteraciones cardiovasculares, trastornos inflamatorios… Aquí econtrarás la explicación más detallada.

¿Qué debo comer para combatir el estrés?

Tal como propone la experta en nutrición, Marisol Guisasola, es aconsejable llenar tu nevera de verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, pescados, carnes magras, lácteos desnatados, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, hierbas aromáticas y especias. Descubre cuáles son aquí los mejores alimentos para lograrlo.

¿Qué hábitos debo cambiar para combatir el estrés?

Cambiar los alimentos procesados por frescos, hacer ejercicio que te haga disfrutar y no sufrir, exponer a menudo tu piel al sol pero con protección, practicar relajación, evitar la gente tóxica y reir mucho son algunos de los consejos que se proponen en el blog Adelgazar Sabiendo.

También te puede interesar este artículo: Cómo evitar que un resfrío común desarrolle infecciones complejas

¿Por qué el estrés me engorda y a otras no?

Aunque se tiende a pensar que el motivo por el cual engorda el estrés es el hecho de descuidar hábitos saludables, lo cierto es que también influyen otros factores. De hecho, no a todo el mundo engorda cuando vive una temporada más ajetreada o sufre más preocupaciones.

¿Cómo puedo organizar mejor mi tiempo para no estresarme?

Socializar está bien, pero fuera de tu horario laboral. En lugar de tomarte cuatro cafés junto a la máquina, limita tu dosis de cafeína y comenta lo mejor de la jornada a la salida. Para tener momentos (largos) de asueto, no te distraigas y dedícale ocho horas al trabajo, ni una más. Estos otros consejos también te ayudarán.

¿Qué técnicas son útiles si el estrés me afecta a la salud?

La solución para no dejarse arrastrar por la angustia es concederse una pausa de respiración, especialmente útil para tranquilizarse y retomar el control. El oxígeno es capital para nuestras células, porque se encarga de transportar los nutrientes por el organismo y repartir la energía. Las respiraciones profundas generan energía evacuando las toxinas a través del sistema linfático y actúan en el sistema nervioso, sobre el estrés mental y emocional.

¿Qué hago si el estrés me impide dormir?

La doctora Nancy Foldvary, directora del centro Desórdenes del Sueño de la Clínica Cleveland advierte de que el insomnio agudo es común y puede ser el resultado de algún factor estresante que nos anda rondando. Su técnica pasa por tres estadios: identificar el problema, prestar atención a la atmósfera de tu habitación, evitar todas las fuentes de cafeína y alcohol y no quedarse dando vueltas en la cama si te despiertas.