¿Consideras que no siempre tienes una actitud proactiva ante la vida? ¿Crees que te falta motivación? Si tus respuestas son afirmativas esto te puede interesar, si son negativas también... Ahora te explico.

Tener motivación conlleva a realizar determinadas acciones y persistir en ellas lo que permite alcanzar metas o fines determinados. Quiero compartir contigo algunas sugerencias para que siembres en ti la semilla de la motivación.

En el caso de que ya tengas sembrada esa semilla estas sugerencias te servirán para cultivarla y hacerla crecer, pues de ella depende, en buena media, el éxito o el fracaso en nuestras vidas.

La motivación es necesaria para lograr objetivos y experimentar bienestar por ello. El ser humano no solo es razón, es también emociones y sentimientos, componentes afectivos esenciales para alcanzar una meta. Si quieres llegar a una meta es necesario que sepas qué debes hacer, pero también sentir la necesidad y el deseo de hacerlo.

Me refiero ahora al término opuesto a la motivación, y lo hago con palabras de Renny Yagosessky, Doctor en Psicología: “La desmotivación es un estado interior limitador y complejo, caracterizado por la presencia de pensamientos limitantes y sensación de desánimo, que se origina como consecuencia de la generalización de experiencias negativas, propias o ajenas, y una autopercepción de incapacidad para generar los resultados deseados”.

La desmotivación perturba la salud, limita la capacidad de relación, disminuye la productividad, afecta la autoconfianza, la creatividad y la fuerza de voluntad. Por estas razones no puedes cruzar los brazos ni paralizarte y dejar que las cosas sucedan sin tomar parte protagónica... ¡Es tu historia, es tu vida!

Construir planes que no ponemos en práctica y recordar tareas pendientes sin tomar acción nos dejará siempre en el mismo lugar. Atosigados, desbordados por situaciones de la cotidianidad, y encariñados con el conformismo no habrá manera de salir adelante.

César Álvaro, investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito, cofundador de Un Universo Mejor, sugiere cómo salir de ese atolladero de inanición que acabo de describir con una pregunta.

¿Cuál es la manera de poner la maquinaria en marcha? He aquí su respuesta:

1. No te rindas ante cualquier fracaso, hasta los triunfadores los tienen.

2. Piensa de forma positiva, realmente puedes cambiar tu vida.

3. Da pequeños pasos, pero empieza a actuar ¡ya!

4. Construye tu futuro en base a tus pequeños avances.

Cuando experimentes desmotivación una buena manera de despojarte de ella es a través de la lectura de textos edificantes y frases inspirativas. Aquí te ofrezco algunas:

• “La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito”. (Ralph Waldo Emerson)

También te puede interesar este artículo: 10 habilidades que todo joven profesional debería tener

• “No importa cuántas veces te equivocas o con que lentitud progresas, sigues estando muy por delante de los que ni lo intentan.” (Anthony Robbins)

• “A veces la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdas la fe”. (Steve Jobs)

• “El fracaso es solo la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente”. (Henry Ford)

• “Puedo aceptar el fracaso, todos fracasan en algo. Pero no puedo aceptar no intentarlo”. (Michael Jordan)

Las personas que se sienten autorealizadas experimentan necesidad de crecimiento y motivación. Esa es la necesidad psicológica más elevada del ser humano, a través de su satisfacción se encuentra un sentido legítimo de la vida.

Te sugiero estas nueve pautas para que alcances tu realización personal y cultives la motivación:

1. Céntrate en la realidad, diferencia lo falso o ficticio de lo real y genuino.

2. Focalízate en los problemas, enfréntalos en virtud de buscar soluciones.

3. Desarrolla una percepción positiva del significado de los sucesos y echa a un lado repertorios inoperantes: dramatismo, tremendismo y tragiquismo.

4. Mantente a gusto contigo mismo(a). Acéptate tal cual eres, y acepta a los demás tal cual son.

5. No seas dependiente de la cultura y el entorno dominante, básate más en experiencias y juicios propios. No tomes decisiones ni actúes por presión social.
6. Cultiva el sentido del humor, sonríe, no seas hostil, haz bromas de ti mismo(a).

7. Ten ideas frescas, creativas y originales. Se una persona auténtica.

8. Vive honesta e íntegramente.

9. Cultiva tu fortaleza personal y busca siempre lo verdaderamente significativo.