La publicidad se presenta como una de las formas más comunes para hacer que un blog y otro tipo de portales web obtengan ingresos. Gracias a Internet, los anuncios han saltado de los soportes físicos al virtual. La industria editorial en papel ha visto cómo se reducía su financiación procedente de esta fuente, mientras que los sitios online se convertían en la opción preferida de los anunciantes, ya fuera porque los precios son más económicos, por la capacidad de medir los resultados o por factores relacionados con la efectividad del mensaje.

La Red también ha permitido el acceso de mucha gente a la industria publicitaria, que antes estaba reservada a publicaciones en papel, cartelería, televisión o radio. Ahora cualquiera que comience un proyecto web o abra un blog puede introducir en él anuncios, independientemente de la afluencia de visitantes. No es necesario hacer la labor comercial de hablar y convencer a un anunciante. Existen redes que ofrecen un servicio automático a quienes desean poner publicidad en su sitio web.

El servicio más conocido para colocar publicidad en páginas web es Google AdSense, que ha popularizado esta forma de rentabilizar páginas web. Pero hay alternativas al gigante que todo lo mueve en Internet.

WordAds

El sistema de gestión de contenidos (CMS) WordPress lanzó a finales de 2011 su propia plataforma de publicidad, para rivalizar con AdSense. Después de años en los que sus usuarios miraban hacia Google para emplazar anuncios en sus páginas web, la compañía decidió crear WordAds, un programa para atraer a anunciantes y a administradores web, con el fin de captar parte de los ingresos que genera esta actividad.

Su implementación va poco a poco y aú n está algo verde en otros idiomas diferentes del inglés. Para hacer uso de esta plataforma es necesario disponer de un CMS WordPress y solicitarlo a la compañía. Ésta confirma al usuario su introducción en el programa y a partir de ahí comienzan a aparecer anuncios de forma automática en su web.

Hay diferentes tipos de anuncios, cuyo contenido se intenta ajustar al de cada página. Hay plantillas de WordPress que no soportan ciertos tipos de banners, por lo que en ocasiones es posible que el diseño de un blog sufra al colocar la publicidad. WordAds se basa habitualmente en impresiones, en lugar de en clics (como Google AdSense), por lo que cuantas más veces aparezca un anuncio más dinero se genera. Los pagos se hacen a través de PayPal cada mes. Si no se llega a la cantidad de 100 dólares se retrasa hasta dentro de 30 días.

BidVertiser

Es otra de las alternativas a Google AdSense que ofrecen alguna novedad respecto a este servicio. Igualmente posee una red de anunciantes y páginas web cuyos intereses hace confluir. Un usuario puede inscribirse en BidVertiser rellenando sus datos personales y a continuación los servidores de la compañía le remiten un código a su email, que deberá colocar en su web.

BidVertiser permite utilizar PayPal para cobrar y el mínimo a partir del que paga son 10 dólares, a diferencia de otros servicios, como WordAds o AdSense, donde la cifra límite establecida es diez veces mayor. En este caso el usuario cobra por cada clic hecho en un anuncio. Sin embargo, sus ingresos se pueden incrementar si este clic acaba contando como una conversión, es decir, si el visitante que ha pinchado completa la acción, ya sea haciendo una compra o un registro.

ExoClick

También te puede interesar este artículo: Como utilizar las redes sociales para mejorar la reputación de tu empresa

Creada en 2006, esta red de publicidad online cuenta con oficinas en España, concretamente en Barcelona, y es otra de las opciones para poner anuncios en una web. Según sus datos oficiales en 2012 ExoClick fue protagonista de más de 2.000 millones de impresiones al día de media.

Es necesario registrarse y colocar un código en la página web. A partir de ahí, el algoritmo de ExoClick se encarga de mostrar los anuncios más adecuados al sitio, como hacen el resto de servicios. Este proveedor dispone de múltiples formatos de banners, incluida la publicidad como vídeo o las tarjetas que simulan un mensaje instantáneo. También dispone de un sistema que ofrece publicidad adaptada a dispositivos móviles.

Redes de afiliados

Este tipo de plataformas mantienen el mismo esquema de interés entre los anunciantes y los webmasters o editores. Las redes de afiliación, como Zanox o TradeDoubler, ofrecen un servicio más selectivo y en cierta medida más personalizado. Suelen ofrecer incentivos mayores que otros servicios.

El dinero se genera a partir de los resultados. Cuando un usuario pincha en un anuncio y al llegar al destino hace un registro, una compra o cualquier otra acción deseada, el administrador que ha colocado la publicidad ingresa una cantidad. De esta forma se pretende involucrar en el proceso al propietario del dominio, que puede proponer sus propias creatividades y mensajes para mejorar la conversión.

¿Es posible volver a AdSense?

A pesar de las alternativas, la opción mayoritaria, y de lejos, es Google AdSense. Este programa ofrece el pago por cada clic en un anuncio y unos ingresos mínimos de 100 dólares para poder cobrar. A partir de esta cantidad el pago es mensual. La implementación también es relativamente sencilla. Sólo hay que darse de alta y pegar un código en la web.

Pero si entrar en AdSense es fácil, volver a hacerlo cuando se ha sido expulsado no lo es. Google es estricto respecto a sus políticas de uso. Prohíbe que los administradores de las webs hagan clic en sus propios anuncios, así como el tráfico de bots y otras manipulaciones para aumentar el número de clics. También se penaliza mostrar contenido pornográfico o infringir los derechos de autor.

Si el usuario incumple alguna de estas condiciones y Google lo detecta, en su monitorización habitual de los sitios adscritos a su programa, se inhabilita su cuenta de AdSense durante un mes. En 30 días no se mostrarán anuncios y al cabo de este periodo volverán a aparecer. Dentro de otros 30 días, Google revisará el sitio de nuevo, comprobando si se ajusta a sus políticas. Si no lo hace, quedará inhabilitado y no podrá tener publicidad de este servicio otra vez.